Press "Enter" to skip to content

Alburquerque es el único pueblo de Extremadura con guardería municipal que se queda sin la subvención de la Junta

Alburquerque es el único pueblo de toda Extremadura con guardería municipal al que le ha sido denegada la subvención para el mantenimiento de la misma por las deudas del ayuntamiento con la Seguridad Social y Hacienda.

En la resolución del pasado día 5 de noviembre de la Junta de Extremadura figura cómo solo nuestra localidad se queda sin la ayuda y el motivo, como vemos en la imagen de la portada, y Nogales, porque ha renunciado a la misma.

A nuestro pueblo le correspondían cerca de 25.000 euros que el consistorio destinaba, como en la mayoría de los municipios, a pagar al personal que cuida a los niños.

En Alburquerque, el ayuntamiento mantiene la guardería cerrada con la excusa de la pandemia, pero ya sabemos cuál es el motivo real, porque las escuelas están abiertas, el Centro de Atención Temprana de Adifisa está abierto, y las guarderías de todos los pueblos de la región están abiertas. La causa es que no tiene dinero para contratar y pagar a las trabajadoras y luego hablamos del “enorme sacrificio” para dar empleo.