Press "Enter" to skip to content

El ayuntamiento paga una nómina de las 12 que debe a la inmensa mayoría de trabajadores y se desconoce de dónde han sacado el dinero

El ayuntamiento pagó el día 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes -¡qué ironía-, una mensualidad a la inmensa mayoría de trabajadores, en concreto les abonó el mes de enero del pasado año, con lo cual ya SOLO les debe 11 nóminas. A los ocho funcionarios que quedan en el consistorio les pagó julio y la extra de ese mismo mes, por tanto les adeuda 6 nóminas, mientras que a la docena aproximadamente de contratados que trabajaron unos meses por subvenciones de la Junta de Extremadura les liquidó todas las nóminas, hasta seis en algunos casos. Esto lo ha hecho porque de no pagarles antes del final de 2021, el ayuntamiento tendría que haber devuelto el dinero de las subvenciones.

Además, según hemos podido saber, han pagado parte de la deuda a una empresa local, porque de lo contrario no seguiría suministrando al consistorio.

Por lo demás, según aseguró el edil socialista en la corporación Juan Carlos Prieto en su mensaje navideño en la RCA, siguen sin pagar la Seguridad Social, lo que supone la pérdida de la práctica totalidad de subvenciones, incluido el Aepsa, y la mayoría de ayudas para la contratación de trabajadores.

Lo que nadie sabe a ciencia cierta y por supuesto nuestros gobernantes no lo han dicho, atrincherados como están en ese bunker oscuro, es de dónde ha salido el dinero para pagar esas nóminas, aunque todo parece indicar que ha sido un adelanto de la licencia de obras para la restauración del castillo de Azagala, que como nuestra revista publicó en exclusiva, en su edición impresa, hace casi dos años, se convertirá en un lujoso hotel.

En un año han logrado pagar un mes y eso que dijo el ASESOR, cuando fue contratado en mayo, que en 15 días resolvería todos los problemas del ayuntamiento, incluida la liquidación de las deudas a los trabajadores. Este 2022 se presenta aun peor que el año pasado porque hay que empezar a abonar el último crédito bancario y hay un sinfín de sentencias que obligan al ayuntamiento a pagar y, como no puede hacerlo, se multiplicarán los embargos.

_________________

Portada: Concentración convocada por Ipal en apoyo a los trabajadores y contra el gobierno local.

Foto 2: Última concentración de trabajadores.