Press "Enter" to skip to content

Alburquerque, la tierra prometida, y el miedo 35 años después

La concentración de ayer en la plaza, tras la apoteósica manifestación del jueves, fue decepcionante. Podría esperarse menos gente porque dos actos tan multitudinarios en el corto espacio de dos días son muy difíciles de repetir en cualquier causa, pero no que apenas se superaran los 100 asistentes. Faltó mucha gente que era habitual en las concentraciones de los sábados, cosa que algunos achacan al seguimiento (que no escrache, como por error nosotros mismos definimos) a la alcaldesa y tres de sus concejales.

El caso es que en el acto comenzó con unas breves palabras de Juan Pedro Pulido, y éste sí que ha sufrido en sus carnes el “escrache” del hambre, al que siguieron unas palabras emitidas en una grabación de Juan Antonio García, el sindicalista de USO que ayer no pudo estar por cuestiones personales y cuya intervención esperamos reproducir íntegramente.

Le siguió Antonio Rubio, cuyas palabras también escucharemos próximamente. Este, que habló en nombre de una veintena de alburquerqueños que residen fuera y firmaron el escrito, señaló que “como alburquerqueños nos aceptamos SOLIDARIOS con quienes no cobran su salario dignamente ganado; SOLIDARIOS con las familias que lo están pasando francamente mal; con las madres y padres que reclaman un servicio tan esencial como es la guardería”, y, “como alburquerqueños nos consideramos personas DIGNAS, de ahí nuestra rebeldía contra tanta ruindad como este equipo de gobierno ha derramado”.

Seguidamente habló e incluso improvisó como vimos ayer una joven madre afectada por el cierre de la guardería, Estefanía Martínez. Ella, natural de Villar del Rey pero residente en Alburquerque donde contrajo matrimonio, dijo que Alburquerque era antaño envidiado en toda la comarca y ahora es todo lo contrario, y abogó por recuperar aquel gran pueblo.

Finalmente, tomó la palabra Gabriel Montesinos, veterano militante socialista y último alcalde del PSOE en Badajoz, quien en una intervención magistral que resumimos arriba recordó cómo él y su compañero Moisés Cayetano, otro histórico de la izquierda en Extremadura, que fue portavoz de ese mismo partido, han estado desde el principio asistiendo a los actos reivindicativos de los trabajadores y la causa general por un pueblo más digno, próspero y libre. Recordó que Víctor Píriz ha dado la cara y “ocupado el hueco que ha dejado mi partido en Alburquerque”, en referencia a que ha estado defendiendo los derechos de los trabajadores municipales.

Alabó al presidente de la Diputación, de que dijo que es un hombre trabajador y honesto, porque fue rápido y contundente a expulsar a Murillo de diputada y se felicitó porque, finalmente, su partido, del que sigue siendo militante, haya también expulsado a la alcaldesa a la que ha pedido la dimisión.

Habló de la pugna política de hace 35 años en nuestro pueblo, donde hubo seis candidaturas, y reconoció que él mismo fue duro y ha pedido disculpas a aquellos a los que pudo herir, disculpas que repitió ayer públicamente, y citó a Leocadio Blanco, Jalcón Cotrina, Germán Gamero y Emilio Martín. “Entonces nadie tenía miedo” añadió, para terminar preguntándose “qué ha pasado para que ahora la gente tenga miedo al caudillo de este pueblo”.

Montesinos también recordó como aquí hubo otro alcalde, Juan Viera, compañero de él, pero “se desnortó y creyó que iba a crear la República Independiente de Alburquerque”. “El pueblo le quería pero hizo una gestión ruinosa y los concejales echaron a su propio alcalde, a diferencia de ahora que han sido cómplices de todo”.

Comparó a Vadillo con el profeta Moisés, quien habló de una “tierra prometida” y llevó al pueblo “40 años por el desierto, pasando hambre y necesidades, pero inventaba cosas para que la gente tuviera esperanza, le creyera y le siguiera”. De esta forma, emulando al Moisés bíblico, dijo que Vadillo prometió el futuro con las termosolares, después con la ONG que acabaría con el desempleo y ahora hablará de una mina de litio…

Recordó que el ex alcalde apartó a gente que se rebelaban porque “os quiere mansos, callados”… y habló directamente a Vadillo: “le prometiste a la gente que las ibas a llevar a la tierra del pan, a la tierra de la prosperidad, a la tierra donde no hubiera miedo, donde hubiera una buena convivencia”… Al final, vino a decir, ha sido un caudillo que ha llevado al ayuntamiento a la absoluta bancarrota.

Finalmente se refirió a la concentración del jueves pasado: “lo que pasó la otra noche, aunque a algunos no le ha gustado, y me parece normal y lógico, es que un grupo de gente ha dicho BASTA, pero la violencia es la que ellos han estado practicando teniendo a la gente 5 meses sin pagarle, la violencia es no pagar las cuotas de la Seguridad Social, la violencia es que la gente tenga ahora el miedo que no teníamos hace 35 años, y este pueblo no merece tener miedo, porque ha sido un pueblo de mujeres y hombres valientes”.

Terminó diciendo que los pueblos solo tienen un arma que es la unidad.

____________

Portada: Concentración de ayer en la plaza.

Vídeo: Resumen de 5 minutos de la rotunda intervención de Gabriel Montesinos.

Foto 1: Estefanía Martínez, que intervino en nombre de los afectados por el cierre  de la guardería.

Foto 2: Antonio Rubio leyó un comunicado en nombre de una veintena de alburquerqueños que residen fuera.

Foto 3: Montesinos, que habló como militante socialista (fue el último alcalde del PSOE en Badajoz).

Foto 4: Algunos de los que se manifestaron en la puerta del ayuntamiento el pasado jueves.