Press "Enter" to skip to content

Llamamiento al noble pueblo de Alburquerque

Como todos sabemos este próximo jueves por la tarde, día 25, se celebra Pleno Municipal en Alburquerque y todos somos conocedores de la crítica situación por la que atraviesa nuestro pueblo. Trabajadores municipales que llevan meses sin cobrar, guardería cerrada, nuestro patrimonio cultural abandonado a su suerte, calles en pésimo estado de limpieza y conservación, deudas económicas con proveedores y empresas, residencias de mayores que empiezan a tener problemas de gestión y abastecimiento, subvenciones que se destinan a fines distintos para los que fueron concedidas, subida de impuestos a la vista para sostener el flamante sueldo de la Alcaldesa, etc.

A estas alturas de la película ya nadie puede dudar acerca de quiénes son los verdaderos responsables de tanta miseria y ruindad que azota al pueblo, y éstos tienen nombre y apellidos: Ángel Vadillo y Marisa Murillo. Además, por si fuera poco, la Alcaldesa, siguiendo directrices de su mentor, ha comenzado a poner en práctica comportamientos que adolecen del más mínimo sentido democrático y participativo para nuestro Ayuntamiento. Así, por ejemplo, se cerró en banda a recibir a los trabajadores municipales para escuchar sus reivindicaciones y ofrecerles algún tipo de respuesta a la situación de impagos que viven todos los meses, y cuando se ha visto obligada a mover ficha por el rumbo que están tomando las concentraciones populares, los recibió ayer martes y hoy miércoles por grupos separados para pedirles que aguanten al menos otros tres meses, porque según ella “los dineros vienen de camino”.

Mira, Marisa, usted y el que mueve sus hilos no tienen vergüenza alguna. Lo de ayer y hoy es una tomadura de pelo en toda regla y una falta de respeto a los trabajadores y a sus familias. Además, otro gesto que tiene muy poco de democrático y que atenta contra la transparencia que debe imperar en cualquier Ayuntamiento medianamente serio es el hecho de que usted esté pregonando a los cuatro vientos que el Pleno del próximo jueves va a ser a puerta cerrada, no vaya a ser que tenga usted que rendir cuentas con el pueblo presente y oigan de primera mano las mentiras con las que usted trata de dar largas acerca de todo lo que preocupa a la buena gente de Alburquerque.

Por eso hoy ha llegado el momento de decir ¡¡¡ BASTA !!! Ya está bien de que nos toméis por imbéciles a todo un pueblo entero y tan noble como este de Alburquerque. Y también ha llegado el momento de decir ¡¡¡ BASTA !!! a todos esos Concejales y Concejalas de vuestro propio grupo político que os mantienen en el poder de forma incondicional y que, cegados por vuestras patrañas, se han convertido en cómplices de vuestras políticas que están devastando y matando Alburquerque.

¡¡¡ Este jueves ha llegado el momento de la verdad ¡¡¡ Por eso, proponemos que de forma totalmente espontánea y a título individual, todas aquellas personas que todavía sientan algo de respeto y cariño por Alburquerque nos citemos en la Plaza de España y en los alrededores del Ayuntamiento de forma total y absolutamente pacífica antes y durante la celebración del Pleno, para mostrar nuestro rechazo y desaprobación a la forma en que la Sra. Marisa Murillo y el Sr. Ángel Vadillo están gobernando nuestro pueblo, con los impagos a trabajadores y empresas, y hundiéndolo cada día más en la miseria.

También queremos pedir a esas otras Concejalas y Concejales del propio PSOE que mantienen Pleno tras Pleno a la Alcaldesa en el poder que mediten a fondo su postura y recapaciten, porque aún están a tiempo de mitigar esta agonía que asfixia cada día más a nuestro pueblo. Alburquerque no merece un final tan triste, y en vuestras manos está decidir este jueves si estáis con el pueblo y con vuestros vecinos, o por el contrario pensáis seguir amparando y apoyando a estos dos personajes que lo único que han demostrado es pensar en ellos mismos y sus ansias de poder sin escrúpulo alguno. En vuestras conciencias está pasar a la historia de Alburquerque de forma heroica como ya hicieran en Portugal aquellos Capitanes de Abril un 25 de abril de 1974, poniéndose al servicio de la democracia y del pueblo, o por el contrario seguir siendo vasallos a perpetuidad de Vadillo y Murillo. Por ello, también proponemos a los miembros de la oposición que asistan al Pleno del próximo jueves que depositen varios claveles en la sala para que, al igual que ocurriera en Portugal aquel 25 de abril, las Concejalas y Concejales del PSOE que así lo consideren, tomen uno de esos claveles y abandonen el Pleno para unirse abajo a todas las vecinas y vecinos que nos hayamos congregado en la Plaza. Os lo rogamos de todo corazón, no nos defraudéis, no dejéis pasar esta oportunidad histórica de demostraros a vosotros mismos, a vuestras propias familias y a todo Alburquerque que aún hay personas honradas, decentes y dignas entre nosotros en las que todavía podemos seguir confiando.

“Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena”