Press "Enter" to skip to content

El ayuntamiento convoca por fin a los trabajadores tras una reunión de los ediles con Vadillo

Por fin, casi siete meses han tenido que esperar los trabajadores para ser recibidos por la alcaldía y escuchar sus explicaciones y posibles soluciones a una situación completamente insostenible. El personal laboral, no los funcionarios, han sido avisados para reuniones por turnos mañana martes y el miércoles en la casa de cultura. En principio se sabe que estará Murillo, pero no sería de extrañar que también los recibiera Vadillo como ocurrió el pasado mes de julio, cuando ambos prometieron que liquidarían todas las nóminas adeudadas a lo largo del verano.

Algunos afectados con los que hemos contactado hoy piensan que la decisión de llamarles ahora se debe a que han anunciado una concentración en la puerta del ayuntamiento a la hora del pleno y, como ocurrió en el caso de la guardería, tratan de evitarla con este gesto que según nos dicen no va a servir para nada. Sin embargo, al menos van a ser recibidos. ¡Qué menos en un régimen democrático y cuando tantas familias lo están pasando fatal!

Sin embargo, podemos desvelar con total seguridad que todos los concejales y la alcaldesa se reunieron el pasado jueves, con Vadillo a la cabeza, en la casa de cultura. También decimos con total seguridad que al menos dos ediles iban dispuestos a presentar sus dimisiones, pero el ex alcalde y quien sigue ostentando de hecho todo el poder en el ayuntamiento y no se toma ni una sola decisión sin su consentimiento, les habló de proyectos salvadores y les tocó la fibra sensible, de manera que ninguno se atrevió a decir ni pio.  Es increíble que personas hechas y derechas no tengan criterio propio y se sigan dejando convencer por un vendedor de humo. Así, a pesar del descrédito que tienen en el pueblo, de estar en la boca de todo el mundo empañando sus imágenes personales, y de que pueden verse inmersos en problemas con la justicia, los ediles hicieron una piña y salieron tan convencidos de esa reunión con el “líder sumarísimo”.

Además, e insistimos, según nos cuentan personas muy estrechamente relacionadas con los concejales, Vadillo habló de ciertos movimientos aperturistas, como ocurre en las dictaduras, y fue él quien habría decidido que se reciba ya a los trabajadores afectados. Una nueva huida hacia adelante, y son ya más de dos años de impagos.

De la reunión lo que se puede esperar es más de lo mismo: promesas de proyectos que nunca llegan, soluciones caídas del cielo y a esperar y esperar, con más precariedad y más ruina.

_____________

Portada: Concentración del pasado sábado, la más numerosa hasta ahora.

Foto 2: Vadillo y Murillo huyen hacia adelante y volverán a pretender engatusar a los trabajadores.