Press "Enter" to skip to content

Trabajadoras de la residencia Los Baldíos: “Nuestra situación es insostenible y desesperada”

Las trabajadoras de la residencia Los Baldíos han sido las siguientes en salir y no serán los últimos porque demasiada paciencia, aguante y profesionalidad hay que tener para soportar cuatro meses sin cobrar y va para cinco.

Esta mañana iniciaron sus jornadas de protesta con la presencia de Canal Extremadura TV, medio que antes había estado también en la concentración de otros trabajadores en la puerta del ayuntamiento, donde llevan colocándose todos los días desde principios de enero, sin que la alcaldesa, supervisada por Vadillo, no se haya dignado a recibirles pese a que registran esporádicamente una solicitud en el consistorio y van ya once.

En un escrito leído por una de las afectadas, las trabajadoras de la residencia hacen constar que la “decisión de concentrarnos únicamente tiene como objetivo el reclamar el pago de los salarios que se nos adeudan”, y aclaran, algo habitual ya, que “no pretendemos hacer política de esta situación, tan solo estamos reivindicando el derecho que como trabajadoras tenemos de percibir nuestro salario de forma puntual”.

En el escrito expresan la grave situación que están atravesando y “a pesar de eso aquí estamos”, señalan, “porque una residencia no entiende de impagos, COVID, enfermedades o bajas… aquí la vida sigue todos los días. Trabajamos días de diario, festivos, en turno de mañana, tarde y noche, e incluso cubriendo en ocasiones a compañeras que por motivos de Covid no han podido trabajar”. Añaden que “estamos con nuestros mayores día a día, cuidándoles como si de un familiar nuestro se tratara, porque, aunque sea nuestra obligación como trabajadoras, con el tiempo han pasado a formar parte de nuestra familia”, y recuerdan los “tiempos tan difíciles de pandemia que nos ha tocado vivir, haciéndoles saber que a pesar de que tengan que estar lejos de sus familias nosotras estamos aquí, transmitiéndoles todo el amor y cuidado que se merecen”.

Estas profesionales aseguran que “esta situación ya es insostenible y desesperada”. “Se nos merma nuestra calidad de vida como trabajadores y personas, pasando situaciones realmente mal de impagos y deudas personales y viéndose afectada gravemente la economía familiar de cada trabajadora”, añade el escrito, que acaba justificando que “no nos queda más alternativa que alzar nuestra voz y concentrarnos para exigir el abono de nuestras nóminas, puesto que nosotras ya hemos cumplido con nuestras obligaciones como trabajadoras”.

Al final informan de que se unirán al grupo de trabajadores municipales que se concentran cada mañana en la puerta del ayuntamiento, “para exigir una explicación y una solución real a esta situación ya”.

_____

Portada: Fachada de la residencia. Foto: Rafael Calderón Becerra