Press "Enter" to skip to content

Un alburquerqueño reside en el chalet que compró a Tejero en Badajoz

En el número 32 de AZAGALA y cuando se cumplían 30 años del intento de golpe de Estado del 23 F, publicamos un artículo que reproducimos hoy en esta edición digital, con motivo del 40 aniversario de aquella intentona golpista. Este era el artículo:

“Según ha podido saber esta revista, un alburquerqueño, cuyo nombre no vamos a desvelar, vive actualmente en la que fuera vivienda del teniente coronel Antonio Tejero en Badajoz. Se trata de un chalet ubicado en una de las entradas a la capital pacense, junto al cual hay una pequeña piscina.

El ex teniente coronel de la Guardia Civil pasaba parte de sus vacaciones en esta casa y solía acudir a la capital pacense de incógnito, de hecho él siempre ha dicho que le gustaría morir en Badajoz, ya que es su destino más recordado y donde se criaron sus hijos y nació el último.

Como gran aficionado que fue siempre a la albañilería, el propio Tejero construyó esta casa de dos plantas, en la que cultivaba un pequeño huerto, muy bien cuidado y tratado, en la época en que estuvo destinado en la capital pacense.  Otras de sus grandes aficiones, como han relatado personas que le conocieron en Extremadura, son la filatelia y los temas relacionados con la vida militar.

Tejero sólo le puso una condición al alburquerqueño que le compró la vivienda: que no le pusiera a la propiedad ningún nombre que hiciera referencia al golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 ni a su propia persona.

El comprador adquirió el inmueble en 2004 y era un chalet modesto que ahora está rehabilitado”.