Press "Enter" to skip to content

Se apagó para siempre el objetivo de Mariano Cordero

FRANCISCO JOSÉ NEGRETE

“Vamos campeón, échale cojones a la cosa que tú tienes mucho, amigo. Venga que tenemos que pasar muchas jornadas de pesca, de risa, de desayunos y comidas… Venga amigo que te estamos esperando”. Esto escribía Antonio Manuel Flores el pasado día 13, pero Mariano apenas tuvo tiempo de cumplir 52 años el pasado día 17.

Debí conocerle en El Tarro, cuando mi padre iba a vender a aquella finca que daba entonces de comer a un buen número de familias, pero no recuerdo haber hablado con él nunca. Sin embargo, he seguido el desarrollo de su enfermedad por un amigo común, el “Gran Javi”, como yo le llamo. He visto sufrir estos días a Javi Blázquez por la evolución de Mariano Cordero, con quien compartió felices jornadas de pesca. Javi escuchaba, a veces con alivio y otras con desesperación, el mensaje de voz que cada noche le mandaba Juanjo, hermano mayor de “Marianín”, quien le daba el parte médico diario. Al final, no pudo ser, luchó contra el virus criminal que se ha llevado a tanta gente, pero perdió la batalla con 52 años, en la flor de la vida.

Mariano era un gran fotógrafo de naturaleza, de paisajes, de animales… y últimamente nos había deleitado con imágenes extraordinarias de Alburquerque tomadas desde el Centinela con su potente zoom. Llegó a confundirnos por el efecto óptico producido con este tipo de lentes. Sin ir más lejos, en el último número de AZAGALA publicamos una gran foto suya en la contraportada, la misma que usamos hoy de portada.

Blázquez me comenta que su amigo Mariano era una gran persona y si él, que también es de los grandes, lo dice, es que no cabe duda. Javi tenía una idea para darle una alegría a Mariano cuando saliera del atolladero, pero no pudo ser, aunque algún homenaje hay que hacerle, y lo haremos.

Gracias, Mariano, has dejado huella en los mejores. Desde aquí te mando el abrazo que no pude darte en vida. Ojalá hubiera disfrutado algún día contigo y con Javi en las orillas de algún pantano, o de algún río, el río de la vida que has abandonado esta tarde.

_________

Portada: Foto tomada por Mariano el día 5 de diciembre del año pasado.

Foto 2. Mariano, con su cámara.

Foto 3: Mariano, en un día de pesca con Javi Blázquez, quien nos ha cedido la fotografía.