Press "Enter" to skip to content

Murillo y Vadillo pierden el sostén del PSOE e Ipal, PP y socialistas históricos piden otro alcalde

En la misma plaza de España en la que se celebró anoche la primera y exitosa concentración de trabajadores sin la presencia de Juan Pedro Pulido, quien ha conseguido remover al propio PSOE a través del presidente de la Diputación, quien ha cesado fulminantemente a Marisa Murillo, la RCA realizó un gran reportaje en el que la emisora recoge las primeras reacciones a esta destitución. Así, Manuel Gutiérrez, portavoz de Ipal, dijo en los micrófonos que la actitud de Miguel Ángel Gallardo ha sido “impecable porque ha cortado por lo sano”. Argumentó que no podía seguir siendo Murillo diputada de Bienestar Social cuando en Alburquerque lo que ha generado es “malestar social”. Recordó que “ni siquiera se ha dignado a dirigirse a Juan Pedro y a los trabajadores afectados por los impagos”, y la acusó de “falta de humanidad” al pasar por delante del policía en huelga de hambre y ni mirarle.

Gutiérrez argumentó que si en la Diputación se la cesa, “nosotros también vamos a pedir su dimisión de alcaldesa a no ser que se la exija su propio grupo”.

El portavoz independiente aseguró que la gestión del ayuntamiento de los fondos de la Diputación ya “levantaba sospechas” y este organismo “no podía soportar que se malversaran sus fondos y se desviarán”, y recordó que “la Diputación ha exigido la devolución de muchas subvenciones”

VíctorPíriz manifestó a la RCA que Gallardo ha tomado una decisión “valiente” y el cese de Murillo es una “gran noticia para recuperar la decencia y regenerar la vida política”. Recordó que se le había reclamado varias veces en Alburquerque porque creíamos que el presidente de la Diputación tiene capacidad política”. Tildó de “heroico” el comportamiento de Juan Pedro y dijo que su reivindicación “ha sido la gota que ha colmado el vaso que se había rebosado por la falta de respeto a los trabajadores, a la democracia y la legalidad”.

“Es una buena noticia que se queden solos Vadillo y Murillo sin el respaldo del PSOE”, añadió, y pidió que la alcaldesa dimita y dé paso a otro de su grupo dispuesto a dialogar y solucionar problemas, entre otros el pago de ese “millón de euros que se debe a los trabajadores”.

“Juan Pedro gana y Murillo pierde. Ganan los buenos y pierden los malos. Gana la decencia, gana Albuquerque”, repitió con rotundidad al tiempo que aseguró que siguen adelante con los procedimientos judiciales contra Vadillo y Murillo a quienes “no les va a salir gratis tanto daño causado”.

Moisés Cayetano y Gabriel Montesinos, dos históricos socialistas, comprometidos con la defensa de los derechos laborales, que han hecho suya su causa y han acompañado siempre a Juan Pedro, también hablaron con la RCA. El primero dijo que la decisión de Gallardo ha sido “coherente y valiente”. “La ha tomado con contundencia y espero que el PSOE provincial y regional sigan el mismo camino y no dejen que se manche el nombre del partido por el trato que se está dando a los trabajadores en Alburquerque”, señaló. Incidió en que nuestro pueblo ha estado “sometido a una tiranía” y recordó que “la deuda galopante la ha creado Vadillo”.

Gabriel Montesinos dijo que no esperaba “la contundencia de Gallardo, aunque lo conozco y sé cómo actúa cuando dice hasta aquí hemos llegado”. Calificó de “valiente y coherente” · la decisión del presidente de la Diputación, porque “no se puede ser delegada de Bienestar Social y tener formado un desastre en Alburquerque”. “Por fin hay cargos del partido que actúan en este pueblo”, añadió, y se mostró esperanzado en que “los máximos responsables del PSOE terminen la labor iniciada por Gallardo”. Asimismo, felicitó a Juan Pedro, a los trabajadores que se están manifestando y al pueblo que se solidariza con la causa y sostuvo que Murillo ha quedado “desacreditada” y debe dimitir de alcaldesa y que siga adelante el gobierno local “sin Vadillo”.

———–

Portada: Concentración de anoche.

Foto 1. Montesinos y Cayetano, entrevistados por Agustín Fuentes.

Foto 2. Murillo y Vadillo, abrazados en el mitin del PSOE en la campaña electoral de las últimas elecciones municipales.