Press "Enter" to skip to content

Vecinos de Carrión denuncian que llevan dos años sin recibir allí el correo

Los vecinos de la urbanización de Carrión no reciben los envíos postales ordinarios (cartas) desde hace dos años, en concreto desde el 1 de noviembre de 2018 cuando, por ley, se dejó de hacer en todos los caseríos y se decretó que era necesaria la declaración de “entorno especial” para que los carteros dejen las cartas en casilleros concentrados de los vecinos de este tipo de urbanizaciones.

A partir de entonces, para recoger las cartas las personas que residen en Carrión tenían que venir a la oficina de Correos a Alburquerque. Esto causó malestar y uno de los vecinos, Antonio Viseda, siempre muy reivindicativo desde los años de la transición en nuestro pueblo, decidió plantear su protesta ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y buscar una solución. Así, el 20 noviembre 2018 entra una solicitud en el citado organismo para que se determinen las condiciones de reparto a los envíos postales ordinarios en Carrión. La respuesta fue que “en entornos especiales como en la urbanización de Carrión la entrega de las cartas se realizará a través de buzones individuales no domiciliarios y de casilleros concentrados de los vecinos”.

Las condiciones son las siguientes: el número de habitantes censados sea igual o inferior a 25 por hectárea, el número de viviendas sea igual o inferior a 10 por hectárea y el número de envíos ordinarios no supere los 5 semanales de media por cada vecino al año.

La CNMC pide información al ayuntamiento, desde donde informan de 32 habitantes empadronados y 33 hectáreas de superficie en Carrión, mientras Correos informa de 85 viviendas construidas y 26 envíos a todos los vecinos entre el 18 y el 31 de octubre de 2018.

Con estas condiciones, la CNMC declara entorno especial a la urbanización de Carrión y, en consecuencia, la entrega de los envíos postales ordinarios debe hacerse en casilleros concentrados. La entrega se hará todos los días laborales y, al menos, 5 días a la semana.

Esta notificación se le envió al ayuntamiento en mayo de 2019.

En numerosos municipios de toda España donde ha ocurrido lo mismo, los ayuntamientos han realizado una obra muy fácil, consistente en construir una especie de batería de buzones exteriores para que los carteros echen los envíos en los mismos y luego los vecinos puedan recogerlos, cobrando en algunos casos a los beneficiaros el coste de cada buzón. Esto podemos verlo por ejemplo en El Marco, en La Codosera.

Pues bien, en el caso del consistorio de Alburquerque, Antonio Viseda contactó con el entonces alcalde Ángel Vadillo, quien le dijo que inmediatamente encargaría la construcción de esa batería para colocar los buzones. No se hizo nada. Cuando ocupó la alcaldía Marisa Murillo, Viseda habló con ella, y esta le dijo lo mismo que su antecesor en el cargo, que solucionaría el caso enseguida con la citada construcción. Pasado año y medio no se ha hecho nada de nada y los vecinos de Carrión, que pagan sus impuestos en Alburquerque, continúan sin poder recibir las cartas en aquella urbanización.

_______________

Portada: Río Gévora, en Carrión, con la ermita al fondo.

Foto 2: Casillero comunitario construido por un ayuntamiento en una urbanización.

Foto 3: Antonio Viseda.

Foto 4: Cartero llevando el correo a una urbanización en el campo.