Press "Enter" to skip to content

El Covid lastra la débil economía de Alburquerque y los autónomos piden un plan de recuperación

En un interesante reportaje de la RCA, autónomos de Alburquerque hablan de la situación extrema de sus negocios por los brotes de coronavirus que han venido a agravar el hecho de que “no hay dinero” y que “el pueblo está agotado”. ¡No podemos más!, dice uno de ellos.

Agustín Fuentes, locutor de la emisora explica cómo el coronavirus “lastra la débil economía de Alburquerque”, e incide en que esta pandemia “hace más daño en Alburquerque por su frágil economía de subsistencia y trabajo precario”. Añade que los empresarios coinciden en que “hace falta un gran plan de recuperación de la economía local para evitar la futura sangría laboral”.

Aunque el comercio en general se ha resentido, el sector más afectado es el de la hostelería que está prácticamente a un 15 por ciento de su negocio normal. Así, tras los brotes en nuestra localidad, señala un hostelero “estamos como en el confinamiento y la situación es muy delicada”. Otro autónomo habla de que al final de mes nota un 50 por ciento menos de ingresos y un tercero que por la tarde “no pasa ni un alma por la calle”.

Eso sí, también coinciden en que la gente tiene miedo y mantiene escrupulosamente las medidas de seguridad.

Lo cierto es que en Alburquerque, como se suele decir, se ha “juntado el hambre con las ganas de comer”: los trabajadores municipales no cobran sus salarios y viven en una incertidumbre que no les permite gastar en ocio y el ayuntamiento, que está siendo el motor de la economía en los municipios, aquí está en la ruina, de manera que, en lugar de impulsar ese plan de recuperación de la economía local, lo que ha hecho es aprobar una subida de impuestos.