Press "Enter" to skip to content

Murillo y Vadillo prometen a los trabajadores que en agosto pagarán todas sus nóminas

Ipal han desvelado en un comunicado público que la alcaldesa Marisa Murillo y el ex alcalde Ángel Vadillo se hayan reunido con los trabajadores a los que se les debe sus salarios desde hace meses. “Sabemos que la situación de la mayoría de estos trabajadores es muy grave, pues a algunos les deben desde el mes de abril”; añade el escrito.

Este grupo independiente señala que, “obligados por la manifestación de la semana pasada y para intentar calmar los ánimos, les han contado que en los próximos días les pagarán el mes más antiguo que les adeudan y en agosto ya se le pagará todo lo demás.

Ante esta situación, Ipal reitera su “apoyo a los trabajadores afectados y nos ponemos a su disposición para ayudarles en lo que ellos estimen oportuno”.

En segundo lugar, muestran su alegría porue “el Auntamiento se haya dignado, al menos, a comprometerse a pagarles todo lo que les debe”, y dicen esperar que “esta promesa sea una realidad y cumplan los plazos anunciados. Si no fuera así, desde IPAL iniciaremos cuantas medidas estén a nuestro alcance para hacer justicia y denunciar tamaño embuste”. “En cualquier caso, llama la atención que estos anuncios no se hayan escrito y firmado por los propios responsables”, añade el comunicado.

En tercer lugar, Ipal le dice a la alcaldesa que, “ya que los acuerdos de esas reuniones no quedan recogidos documentalmente, lo mínimo que debería hacer es invitar a sindicatos, partidos políticos y medios de comunicación. Como se suele decir, que haya luz y taquígrafos”. Porque, añade el grupo independiente, “como todos sabemos, y los vecinos de Alburquerque no somos tontos, las palabras se las lleva el viento. Sea transparente por lo menos en este asunto. También los vecinos de Alburquerque, como últimos perjudicados de esta situación, deben conocer de primera mano qué es lo que se está contando a los afectados, así nos evitaríamos las suspicacias de pensar que en algunas de estas reuniones se amenaza y presiona a los trabajadores para que no protesten”.

Ipal señala que le  “llama la atención que estuviera presente Ángel Vadillo. ¿Qué hace este señor en estas reuniones con los trabajadores del ayuntamiento cuando él no ostenta ningún cargo en dicho organismo? ¿Saben ustedes que puede estar incurriendo en un delito?”

IPal califica de “curioso” que Vadillo dijera que “volvería en septiembre y arreglaría todo”, y asegura que “el verdadero culpable de esta situación, de la ruina de un pueblo, anunciándose cual mesías redentor. ¿Acaso va liquidar él la deuda millonaria que nos está asfixiando y que es la verdadera culpable de todo? ¿Qué hará, pedirá otro crédito millonario para solucionar este desastre? ¿Va a pagar la deuda que ha contraído, otra vez, con la seguridad social a pesar de pedir un crédito de 3 millones 600 mil euros para tal fin hace dos años?”

En quinto y último lugar, Ipal exige a Murillo que  “pague a los trabajadores y sáquelos de esta penuria, porque ellos no tienen la culpa de sus artimañas para seguir viviendo de la política. A la política se viene a servir no a servirse de ella. Usted y los concejales que llevan tiempo gobernando son los responsables de la ruina que tenemos; paguen las nóminas y acto seguido váyanse a su casa. El pueblo de Alburquerque se lo agradecerá”.