Press "Enter" to skip to content

REFLEXIÓN DOMINICAL: ¡Qué breva!

A Victoria Píriz Jiménez, mujer con un gran compromiso en esta aventura periodística alburquerqueña, a la que tanto ama y defiende. Toda mi consideración, agradecimiento y cariño,

ANTONIO L. RUBIO BERNAL

Hoy, 5 de Julio, festividad de San Antonio María Zaccaria, quien pretendiese llevar a cabo la reforma de las costumbres de los fieles cristianos, sería de desear que influyese para que nuestra casa matriz cambiase de hábito y dejase de deber dinero. ¡Qué enorme y malcarada afición!

¿Por curiosidad han deparado ustedes en la frecuencia con que salen a relucir las vergonzosas deudas de nuestro cabildo? Nos han referido esta semana la de los bancos y vamos ya por siete millones de euros -1162 millones de las antiguas pesetas-. ¡Na, la cagá una mosca! Y si a ello le sumamos las que andan buscando con ahínco y sin descanso IPAL y el PP –usease, las de la Seguridad Social, Hacienda, empresas, proveedores y trabajadores-, podemos decir sin temor a confundirnos que lo nuestro es apego a las trampas -¡más que un pajarero!, se decía antiguamente.

Y aquí no se cosca nadie; vamos, que se lleva con toda naturalidad. Algo propio de una genuina gestión. Oye, y ningún pesar porque los pueblos de alrededor no deban dinero y nosotros estemos sin poder dar ni un mínimo paso sin que nos apliquen quita proporcional en el momento de otorgamiento de asignación. ¡Responsables municipales, todos y todas! ¿Ustedes no pasan vergüenza ante esa bochornosa situación? A mí me daría pavor; y seguro que, de ser compañeros, lo primero que le exigiría a la mandamás sería un plan para reducirlas, plan que se hiciese público para que el pueblo conociese al menos las intenciones de sus representantes. No que así -¡esta boquita no es mía!-, pareciese que fuésemos a continuar en la senda morosa por los siglos de los siglos. ¿Acaso se estila tener la cara más dura que el cemento armado en esa corporación? Ya no sé ni qué pensar; lo que veo es que cuando IPAL le interpela al respecto en los plenos recibe la callada por respuesta acompañada de una pronta levantada de sesión, no sea que se vayan a enterar de a cuánto asciende el montante. Bobo despiste, pues al final, tarde más o tarde menos, se sabrá lo que ya se apunta: 11 millones del ala; y ustedes serán los artífices de haber llevado al pueblo a este callejón sin salida por el enorme montante de dinero que irremediablemente tendremos que pagar.

Desde luego, y por fortuna, no todo el mundo aquí es igual ni tiene el mismo proceder. Fíjense en la Asociación de Comerciantes que, con ayuda de la Diputación, comienza a dar vidilla a través de su Tarjeta Virtual Asociad@s; nosotros, estos alocados –proscritos para ustedes- que hablan, escriben y opinan en público sin miedo, que llevamos al pueblo que ustedes (des)gobiernan a lo más alto, y sin necesidad de deudas. Presten atención; busquen Azagala en Google, y verán que se encuentra en primera posición, sobrepasando a Wikipedia, que no es moco de pavo. Pero es que si buscan noticias de Alburquerque hemos pasado del puesto 20 al 4, teniendo por delante al periódico Hoy y a la cadena Ser. Nos honra tener esos rivales. No sé, pero lo mismo es que dar gloria al pueblo lo hacemos mejor que ustedes. De cualquier modo, algo es manifiesto: con nuestro proceder, y en nuestro campo, damos mejor fama al pueblo que ustedes en el suyo y con su “know-how”.

¡Alburquerqueños, en manos de todos nosotros está cambiar de senda o seguir en el fango por el que esto transcurre! Si optamos por el cambio, a buen seguro vendrán años difíciles dado como está el patio, pero al menos veríamos nuestras inquietudes e incertidumbres reflejadas en una gestión democrática más próxima al ciudadano; si optamos por ¡Virgencita, que nos queden como estamos!, pues que me entiendan: más de lo mismo, clientelismo, opacidad, pesimismo social asociado a lo económico, falta de estímulos; en definitiva, cobrarás cuando se pueda, a todos los efectos raspados de chavos, y así se escribirá nuestra triste historia de desolación y amargura.

Dios nos coja confesados. ¿La culpa? Del chachachá -¿de quién si no?-, porque de entonarla ellos, ni mijita. ¡Yo no he sido! ¡Ah, yo tampoco! ¡Me la encontré! ¡Pues yo no la creé, y aún menos la dejé! Y mientras, escuchando los ecos de las risotadas de los vecinos: ¡Disfrutaron del libertador, y ahora de la regente! ¿No querían populismo ofreciendo redención aunque fuese miseria para hoy y hambre para mañana? Pues oye, ellos mismos y sus aires de grandeza: playa en Carrión, aeródromo dirección Aliseda, parking subterráneo, etc., etc.

Y dirás que soy pesado, pero mi responsabilidad me lleva a ello. Recordarte que el virus sigue ahí y se sigue propagando, que no ha dejado de ser mortal y que todos, tú y yo, somos susceptibles de contagio. Se valiente, ejerce tu responsabilidad; usa mascarilla, sigue las normas de higiene y huye de aglomeraciones. Un placer haber compartido una vez más este ratito contigo.

______________________

Portada: Una de las promesas presentadas en el mitin de Murillo y Vadillo al frente del PSOE en la pasada campaña electoral.

Foto 2: Ranking de los municipios con mayor deuda bancaria de España y comparativa con los pueblos cercanos.

Foto 3: Vadillo y Murillo abrazados en el mitin en cuestión.