Press "Enter" to skip to content

Alburquerque vuelve a sonar en el Congreso por el “sospechoso” indulto a Vadillo

El PP ha preguntado hoy en el Congreso sobre los indultos del gobierno y ha puesto como ejemplo de favoritismo la medida de gracia concedida al ex alcalde Ángel Vadillo el año pasado.

Vadillo estaba condenado a 2,5 años de cárcel por amenazar a una mujer y obstruir la acción de la justicia y antes de las pasadas elecciones municipales, el gobierno del PSOE concedió el indulto parcial al ex alcalde y le rebajó en 6 meses la pena con el fin de que no entrara en la cárcel y ese medio año lo destinara a hacer trabajos para la comunidad. Sin embargo, aunque le quedaron dos años de prisión, las penas privativas de libertad solo se cumplen si son superiores a esa cantidad de tiempo, siempre que sea el primer delito de una persona, como era el caso de Ángel Vadillo.

El diputado popular recordó que el PSOE pidió en su día que no hubiera indultos a los corruptos y a los condenados por violencia de género, y exigió que se incluya ahora como no indultables los delitos de sedición y rebelión, en referencia a los políticos catalanes presos que tienen que saber, dijo, que “atentar contra el orden constitucional tiene un precio, que amenazar la estabilidad del estado de derecho se paga caro y romper la convivencia social no tiene clemencia posible”. Por ello, pidió que se incluya en la ley la negación del indulto por los delitos de sedición y rebelión y recordó que los gobernantes catalanes presos han anunciado que lo volverán a hacer.

Preguntó si la modificación que pretender hacer el gobierno actual en la ley de indulto “va a suponer abrir la puerta de par en par al independentismo catalán”.

En cuanto al caso del indulto parcial a Vadillo, criticó que no viniera “motivado”, es decir, que no se explicaran las causas por las que se le concedía la medida de gracia, algo que, señaló, debería volver a incluirse siempre a la hora de concederlo. Por ello, y “en aras a la transparencia se echa de menos una motivación”.

“Existen casos, añadió, muy concretos que levantan sospechas cuando afectan a personas vinculadas a un determinado entorno político, y se me ocurre el del ex alcalde socialista de Alburquerque, en Badajoz, condenado por amenazas y obstrucción a la justicia”. Este caso, señaló el diputado popular, “ha levantado mucha polvareda que este gobierno no ha tenido reparo en indultarle a pesar de que el delito fue cometido en el ejercicio de su cargo, cuestión que llama aún más la atención”.

___________

Foto: Vadillo, en el juicio en el que acabó condenado a dos años y medio de cárcel.