Press "Enter" to skip to content

Unidos: en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la pobreza… y en la pobreza

FRANCISCO JOSÉ NEGRETE

La prueba más evidente de que la alcaldesa sabe que no actuó correctamente y volvió a incumplir la ley al no dejar leer los ruegos al portavoz de Ipal, es que no compartió en su Facebook el vídeo del pleno. Ella, que sube a la red todas las noticias del Baylío, no quiso hacerlo con la sesión del pleno porque en realidad, si le queda algo de vergüenza, debería pedir disculpas por su actitud, de lo contrario, Ipal debería llevarla a los tribunales. No se puede reventar la democracia y salir impune una y otra vez. Y aquí debe retratarse también el secretario y, si no, acompañarla a ella al juzgado.

Pero nos queda por publicar la crónica de las respuestas que dio Murillo a las preguntas que hizo Ipal nada menos que en el mes de enero y que se negó a responder entonces.

Murillo mintió descaradamente al mostrar unos papeles con dos obras propuestas del Aepsa diciendo, sin sonrojarse, que era falso que se hubiera perdido por las deudas con la Seguridad Social. El Ministerio de Trabajo aprueba las subvenciones a las que tienen derecho todos los ayuntamientos por el Aepsa, pero luego no recibe el dinero si tiene deudas con dicho organismo o con Hacienda, como es nuestro caso.

Es fácil preguntar en cualquier pueblo para comprobar cómo desde hace muchos meses los obreros están trabajando en obras de este plan y en Alburquerque no se hace desde hace más de 8 meses. ¿Por qué señora alcaldesa? Porque, como ha ocurrido otros años ya, nuestro pueblo lleva perdidos ya más de un millón de euros en jornales por las deudas con la Seguridad Social.

En otra respuesta a Ipal acerca de la sustitución de las palmeras afectadas por el picudo rojo, Murillo también mintió porque dijo que tienen “dificultades por las raíces” y que van a “hacer un estudio y lo haremos más adelante”. La pregunta es de hace 4 meses y ahora dice eso, pero el problema es el mismo, que no tienen ni un euro para sustituir esos árboles. “Lo haremos más adelante” quiere decir que tardarán años, si lo hacen.

A otra pregunta de hace 4 meses responde que el centro de residuos funciona perfectamente y lo único que falta es cobrar una tasa. Vean la foto que publicamos.

En cuando a por qué no se pagan las nóminas a los trabajadores, la alcaldesa vuelve a cambiar de versión, ya no es porque no llegan las subvenciones, como decía antes, ahora vuelve a echarle la culpa a la subida del salario mínimo y la del 2% a los funcionarios. Sería para reírse sino fuera porque hay familias pasándolo realmente mal, porque, si es así, por qué el resto de ayuntamientos pagan religiosamente todos los meses. Ah, y volvió a añadir la misma coletilla desde hace casi 2 años: “vamos a intentar pagar como siempre se ha hecho”.

Para llorar, porque vamos a perder una fuente de ingresos vital para Alburquerque, fue su respuesta a los motivos por los que el ayuntamiento no abona el dinero que la Junta manda a Contempopránea. Murillo volvió a la misma cantinela que antes: “se le va a pagar como se ha venido haciendo hasta ahora”. Pero, alcaldesa, si le tenía que haber pagado ya hace 6 meses…

Encima vuelve a mentir y dice que la empresa “ha tenido muchos más ingresos por las entradas” y que no “ha habido embargos, sino una compensación”.  Ella le llama compensación al hecho de que la Junta de Extremadura le haya quitado dinero de la subvención por una deuda del ayuntamiento con este organismo. O sea, un embargo, con todas las letras. Y ese dinero tiene que aportarlo el consistorio, no la empresa, a la que aún le debe el festival del año pasado, cuyo dinero adelantó esta.

Y remata diciendo que el festival lo hará en adelante quien “nos dé más garantías de que el festival siga en Alburquerque”. ¡Toma ya! Pero si el único que no da garantías es el ayuntamiento que se embucha el dinero que llega para el festival; pero si no fuera por el responsable que adelanta los fondos, nuestro pueblo ya lo habría perdido; pero si Contempopránea no lo puede hacer nadie más porque la marca la tiene registrada legalmente Agustín Fuentes. Pero qué festival va a hacer el ayuntamiento si no tiene dinero ni para arrancar unas palmeras…

A otra pregunta de Ipal de hace 4 meses, después de darle muchas vueltas, por fin reconoció que no se ha pagado la nueva fuente de la Plaza de España, de la que tanto presumió su antecesor, quien no pagaba ni en el juzgado. Y ella, cómo no, sigue ciega el mismo camino. En lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la pobreza… y en la pobreza. En la mentira y en la mentira…

A la pregunta de la iluminación del pueblo, Murillo dijo que la Diputación ya está poniendo las nuevas luces “halógenas”, y lo repitió varias veces. Sin comentarios… Las van a poner en todas las calles, como en todos los pueblos de la provincia”, menos en La Michela, porque según Murillo, “los vecinos tienen que ceder sus terrenos privados y solo lo han hecho uno o dos”. La culpa siempre es de otros…

Y de remate final, a la pregunta realizada por Ipal en enero pasado sobre cuándo tenía previsto el ayuntamiento recoger el techo de la piscina que voló en diciembre y que sigue tirado en un camino y en un solar privado, se fue por los cerros de Úbeda y respondió lo mismo que hace 5 años dijo ya el ex alcalde: “se va a cambiar la caldera porque el coste energético ha subido y una parte del dinero irá a cambiar el techo”. Ni una palabra sobre la cubierta tirada desde hace más de 5 meses.

Esto es lo se ha votado mayoritariamente. Esto es lo que el pueblo quiere… Tenemos, por tanto, lo que nos merecemos…

__________________

Portada: Vadillo, con Murillo en el pecho, en el mitin del año pasado en el que se prometieron maravillas

Foto 2: Murillo cuando dijo en el pleno que “un ruego es un párrafo”.

Foto 3: Estado del centro de residuos lleno de ripios en la puerta. Murillo dijo que funciona bien.

Foto 4: Mitin del 2019.

Foto 5: Vadillo y Murillo, abrazados en dicho mitin.