Press "Enter" to skip to content

Anticipo de “NO CUNDA EL PÁNICO”

Este domingo sacaremos una entrevista realizada al célebre Ramiro y a nuestro colaborador Antonio Rubio, pero, no obstante, por su interés queremos hacer un pequeño anticipo de por dónde van los tiros de la misma.

-Redacción.- Llevamos tiempo sin saber de ti, Ramiro; estarás de enhorabuena; por fin con tu libro, ¿no?

Ramiro.- ¡Hola a todos! Pues sí, se empeñó y cuando el tonto coge la linde… En boca de muchos estamos por “Puerto de Albahacar”.

-Redacción.- ¿Sois conscientes de que pregonan por ahí que la tenéis tomada con la alcaldesa?

Antonio Rubio.- Aquí, tristemente, se llama obsesión a lo que es puro y desinteresado amor al pueblo que nos vio nacer. Si las cosas se hiciesen de otro modo, hablaríamos de otros asuntos; pero date una vuelta, mira el corral, porque el pueblo parece eso, y me cuentas.

Ramiro.- No cunda el pánico. Dentro de nuestro desnorte, a alguien hay que culpar. Como comprenderás, a estas alturas lo que digan, como que… ¡Anda jaleo, jaleo! Los lugareños siempre hemos sido muy dados a la guerra. Que deparen en aquellos que por desgracia han sentido miedo en su cuerpo por el control ejercido sobre su persona. Me río yo de los cantamañanas que dicen: ¡Cuidadito con Ramiro, padece puertofobia! ¡Nos jodió mayo con tantas flores! Puertofobia. ¡BEM-VINDO, a lo que han montado! Una genuine independent banana republic. De eso se tenían que arrepentir. Ya verás, en la crisis que se avecina, ni tirando de nosotros seremos capaces de salir. ¡Va a ser floja esa!  Claro, como aquí, el clientelismo ha sido, y sigue siendo, moneda de cambio, cómo se van a preocupar de lo realmente importante y sobre ello hablar, discutir, negociar y solucionar. No, la tienen tomado con ella. ¡Te quié i ya!

__________________

NOTA: La entrevista íntegra, que no tiene desperdicio, se publicará el domingo en la REFLEXIÓN DOMINICAL, de Antonio L. Rubio.

Foto 1: Portada de la obra “Puerto de Albahacar”, que acaba de ver la luz.

Foto 2: Marisa Murillo.