Press "Enter" to skip to content

La empresa más importante de nuestra comarca es ejemplar en la protección de sus trabajadores contra el Covid-19

La fábrica que la empresa Diam Corchos (antes llamada Corchos Mérida) tiene en San Vicente de Alcántara no ha tenido que cerrar por el confinamiento al tratarse de una actividad esencial, dado que al producir tapones de corcho pertenece al sector de la alimentación.

Eso sí, en la factoría sanvicenteña, que da empleo a cerca de 250 trabajadores de forma directa y otros tantos indirecta, se ha activado un protocolo de seguridad muy estricto y ejemplar, de forma que no se ha producido ningún contagio por coronavirus.

Esta empresa, la más importante de nuestra comarca en cuanto al número de trabajadores y a su facturación y también entre las más fuertes de Extremadura, sigue funcionando con continuas desinfecciones y con los trabajadores protegidos individualmente y guardando una importante distancia entre ellos.

Según explicaba el pasado mes de marzo Joaquín Herreros, director de calidad de Diam, la empresa ha puesto en marcha «un plan de contingencia interno que está en continua revisión» para informar a los empleados y darles las recomendaciones de higiene o precaución necesarias». En lo que atañe al proceso productivo y de comercialización, Herreros de Tejada aseguraba a El Periódico que «estamos tranquilizando a nuestros clientes explicándoles que nuestro suministro por el momento no se ve afectado. A día de hoy la actividad se mantiene perfectamente normal y nuestros aprovisionamientos que vienen de las ‘zonas calientes’ no son importantes, y perfectamente prescindibles». Normalidad que se mantiene, incluso, en la pequeña proporción de sus ventas que se destina el mercado chino, y que «no se ha visto muy afectada», ya que el destino al que se envía la mercancía está «relativamente lejos» de las regiones más castigadas por el virus.

Diam Corchos puede considerarse un ejemplo de cómo se pueden hacer las cosas en las industrias que han tenido que cerrar en toda España y que deben empezar a funcionar a partir del lunes con muchas medidas de seguridad para los trabajadores. Su reapertura en condiciones extremas de prevención, como en San Vicente, permitirá recuperar el pulso de la economía y que la crisis que se avecina y el consecuente paro no sean tan dramáticos.

Diam produce un tapón de corcho neutro que protege básicamente la frescura, el aroma y la personalidad del vino. Sus cualidades mecánicas excepcionales permiten obtener el perfecto equilibrio entre la necesaria estanqueidad de la botella y la necesidad razonada de respiración del vino. El año pasado produjo casi 1500 millones de tapones y el 15 por ciento de los tapones utilizados en todo el mundo se fabrican en San Vicente de Alcántara.

____________

Portada: Anuncio publicitario de Diam Corchos.

Fotos 2 y 3: Fábrica de Diam Corchos en San Vicente.