Press "Enter" to skip to content

Mujeres alburquerqueñas solidarias confeccionan mascarillas para servicios o personas que las necesiten

Un nutrido grupo de vecinas de Alburquerque, alrededor de 200 mujeres, están confeccionando en sus casas mascarillas caseras para las residencias de ancianos u otros servicios o personas que las demandan en Alburquerque. Se trata de una gran iniciativa solidaria que están elaborando con diversos elementos, sobre todo algodón o loneta, en las que introducen gasas estériles u otros materiales para que protejan más.

Estas grandes mujeres han creado un grupo en el que comparten información interna y externa, de asociaciones o iniciativas similares, para que las mascarillas sean lo más seguras posible. De hecho, una enfermera con mucha experiencia pedía que dentro de las mismas introdujeran entretela para que transpiren y, sin embargo, no puedan penetrar los microorganismos. En otros casos, meten gasas o gamuzas dada la importancia de estar cuanto más protegidas mejor.

Una mujer sugiere utilizar tela desechable de polipropileno mientras otra incluso da unas instrucciones para fabricar alcohol desinfectante a partir de glicerina vegetal y otros componentes.

En el grupo se preocupan mucho por la seguridad tanto de quienes van a utilizarla como de quienes comparten espacio con el usuario y hablan de desinfectarlas cada cierto número de horas y se informan bien de especialistas en la materia.

Muchas de las mascarillas se llevan al centro ocupacional para esterilizarlas y desde allí ser repartidas a las personas que requieran su uso.

El caso es que estas mujeres invierten parte de su tiempo en coser de manera desinteresada para facilitar que las personas que necesiten utilizar mascarillas lo hagan en las mejores condiciones de seguridad.

Ellas son todo un ejemplo y merecen también un gran aplauso y el reconocimiento de todo el pueblo.

_____________

Portada: Pili García, una de las mujeres que dedica varias horas diarias a elaborar en su casa mascarillas caseras.