Press "Enter" to skip to content

El movimiento Makers en Alburquerque pide ayuda para elaborar material sanitario para las residencias de mayores y centro de salud

Se ha iniciado un movimiento Maker en Alburquerque para abastecer de material sanitario como medida de protección contra el Coronavirus, entre ellas un respirador artificial que se les cederá a los hospitales y viseras con pantalla a las 3 residencias de mayores y al centro de salud. Este movimiento es completamente altruista y desinteresado, pero se pide la colaboración ciudadana para que se siga creando material. Se necesitan personas que tengan impresoras 3D, además para las pantallas de protección que se están elaborando para los locales de la comarca se necesita gomas elásticas o velcro preferentemente y acetato para el frontal.

Uno de los impulsores del movimiento, Julio Montes Cantos, explica que “no importa si la impresora 3D que tengas en casa lleva mucho tiempo parada, no te acuerdas cómo funciona o está un poco estropeada”, porque él mismo está recogiéndolas para acondicionarlas con el fin de producir todo el material que sea posible.

La red de distribución que despacha la materia prima de estas máquinas está teniendo mucho retraso, por lo que también se ruega que el que quiera donar algún material como el filamento que se necesita seria de mucha ayuda, ya que no es muy común y generalmente solo se puede pedir por internet.

Para cualquier otro tipo de información o de consulta no duden en ponerse en contacto con Julio en el número de teléfono 638 35 85 90.

Este movimiento se ha iniciado como consecuencia de la falta de recursos sanitarios en la pandemia del coronavirus, un grupo de personas de diferentes perfiles y con amplia experiencia en medicina, biotecnología, impresión 3D, diseño industrial, y en su mayoría makers. Todos ellos han decidido de forma altruista compartir su conocimiento y experiencia para cocrear respiradores artificiales con tecnología 3D y otras soluciones. Actualmente se sigue uniendo más personal a la causa, hasta el punto llegar a ser más de 1.800 personas en siete días y cocreando más de 50 iniciativas distintas.

Dentro del grupo ‘Coronavirus Makers’, el equipo Reesistencia Team, lleva trabajando sin descanso desde que fue decretado el Estado de Alarma, investigando, generando documentación y código abierto, que ayuden a que cualquier persona con impresora 3D pueda imprimir las piezas con las que poder hacer un respirador automático con el fin de donarlo a los servicios sanitarios locales. De ahí que estén compartiendo su conocimiento y su prototipo Sistema Reesistencia, construido de forma colaborativa en tiempo récord. Este cambio permite ajustarse más a las necesidades actuales. En apenas unos días han construido un primer prototipo de respirador autónomo.

En breve, el equipo Reesistencia compartirá toda la información y código en abierto para que cualquier persona de cualquier parte del mundo que tenga una impresora 3D pueda replicar el proyecto, evaluarlo y ponerlo a disposición de la sociedad, siguiendo su lema #YoTambiénSoyReesistencia.

Por ahora, cerca de 400 personas en toda Extremadura se han ofrecido para colaborar en la impresión, tratando de ayudar voluntariamente, en la medida de sus posibilidades. Para coordinar esfuerzos por comunidades autónomas, el grupo Coronavirus Makers, ha creado un formulario donde las personas con impresoras 3D se están apuntando. www.coronavirusmakers.org

________

Portada: Julio Montes, con una de las viseras elaboradas por él mismo

Foto 2: Con la visera puesta.

Foto 3: Impresión 3D