Press "Enter" to skip to content

Salió la revista AZAGALA, el número del coronavirus

Ya está en la librería Colón el número 112 de la revista AZAGALA, el que será conocido como el número del coronavirus. En él analizamos cómo está incidiendo la crisis del maldito Covid-19 en Alburquerque, tanto en el aspecto social como en el económico. En este sentido nuestra colaboradora Ana Gamero, que dichosamente vuelve para satisfacción de los lectores, escribe sobre “Cómo ganar la partida al coronavirus”.

En este número, completísimo, publicamos reportajes interesantes sobre la ¿venta de olivos centenarios en Alburquerque?; cómo empezaron las mujeres de Alburquerque a vestir pantalones y quiénes fueron las primeras; la historia y el secreto de Gregorio Palomo, el alburquerqueño de mayor edad que mejor se conserva en todo el pueblo; el valioso premio a la alburquerqueña Lidia Ros por la “producción de protección de datos”; o cómo otra paisana, María Pírez, protagoniza una historia sobre un programa con perros en una residencia de mayores.

Un homenaje muy merecido rendimos a Josefa Samino, la mujer, luchadora y trabajadora, “que conservó el pan de su boda durante más de 65 años”.

Otros alburquerqueños de los que publicamos homenajes son Fermín Moro, Juan Vadillo, Juan Alfonso Aspano, Santiago Teomiro, José Cárceles y María Ensina.

Un artículo memorable es el de Luis González Soto, quien escribe sobre las supersticiones en Alburquerque y destacamos algunas como que el agua “ensapá” era peligrosa, la luna cogía a los niños o el sol soltaba bichos que volvían locos a los hombres…

Otro artículo imprescindible es el de Víctor Píriz, en el que analiza certeramente la situación económica de Alburquerque. “El modelo ha fracasado y durado lo que han tardado en arruinar al pueblo para muchas generaciones”, es una de las frases de este incansable diputado nacional.

Otro escrito impresionante es el de Mariano Armijo, irónico y bien documentado, en el que traza un paralelismo entre Juana la Loca y Felipe el Hermoso con la situación entre Murillo y Vadillo. “Todo vale si de llorar por el Hermoso se trata, aun a riesgo de parecer la Loca ante los ojos de la historia y del Pueblo”, es una de las frases a destacar.

Elías Cortés, grande como siempre, recuerda las películas de Tarzán en el cine La Torre y habla de “aquellos veranos de rolas y picansos, de sed y manantiales, de pizarrillas y charcos de la Virgen, de pedreas y murallas”…

Antonio Rubio, en otro artículo punzante y clarividente, resume los “días de regencia de nuestra alcaldesa”.

Juan Díaz habla del trabajo de los navegones y Eugenio López de los juegos de “tirar de la soga” y “tres en raya”, y en el artículo dedicado a los años de la guerra civil en Alburquerque, narra cómo nuestro pueblo estaba a la cabeza de la mortalidad en Europa”.

Con orgullo y satisfacción presentamos a un fichaje de lujo, Juan Ángel Santos, uno de los padres del Festival Medieval, mientras José Fernández-Tejeda escribe sobre un tema interesante, la edificación del castillo y qué había antes en el espacio que ocupó esta fortaleza.

Publicamos un artículo póstumo y lleno de sabiduría de José Cárceles, mientras que Pablo Bozas, quien ha colaborado esporádicamente en esta revista, inicia la “historia del rock en Alburquerque desde los años 80”, hablando de los Deskrria2 y los inicios de las primeras bandas en nuestro pueblo.

Nos despedimos hablando del desgraciado comienzo de año bisiesto, la “forriola” más sentida en homenaje a Chico y con una foto gloriosa de Fermín, Juan Mariscal y Agustín Piñero en el mostrador del mítico bar Cacharro.

Aparte tenemos un especial fotográfico del carnaval 2020.

La revista se encuentra en la Librería Colón y pedimos a los lectores que se acerquen de manera escalonada en los días siguientes, dado que hay muchos ejemplares, no se van a acabar y van a estar en este establecimiento durante más de un mes. Además, por colaborar y ser solidarios con el personal de Correos, al ser tantos los suscriptores y para evitarles el reparto en los pueblos y ciudades de destino, no mandaremos las revistas por ahora. Esperemos que nuestros suscriptores lo comprendan.