Press "Enter" to skip to content

Ipal pide transparencia en el caso del usuario de una residencia con sarna y habla de otros casos ocultos

En un comunicado hecho público esta misma mañana, IPAL manifiesta su “asombro y preocupación por la noticia aparecida en el medio de comunicación local Revista Azagala Digital, en la que se informa sobre la aparición de un caso de sarna en la Residencia Municipal Virgen de Carrión. En concreto, a través de una carta-denuncia, una familiar manifiesta que su padre, usuario de esa residencia, ha contraído dicha enfermedad y se refiere a un informe médico al respecto, que lo certifica”.

En primer lugar, añade el escrito de Ipal “manifestamos nuestra indignación, puesto que ya hace tiempo se vienen oyendo rumores sobre este asunto pero, hasta el momento, sin ningún tipo de confirmación ni constatación oficial, por lo que no hemos querido decir nada al respecto, hasta ahora, ya que se trata de un tema bastante delicado. Una vez que, según parece, se ha certificado un caso, la preocupación es máxima, por cuanto cabe la posibilidad de que haya habido más casos y se esté ocultando todo ante la opinión pública. No nos extrañaría, teniendo en cuenta la total falta de transparencia con la que actúan nuestros gobernantes locales ante los importantes problemas que afectan a nuestro pueblo”.

Este grupo independiente señala que “nos asombra e indigna la respuesta que dio la Sra Alcaldesa a la citada familiar. Lo mínimo que tenía que haber hecho nuestra máxima representante es escuchar con total respeto las quejas de esa persona y quedar fuera de toda duda el amor y los buenos sentimientos hacia nuestras personas mayores y hacia los familiares y seres más queridos”.

En segundo lugar, añade Ipal, “manifestamos nuestra preocupación por la situación en la que se encuentran nuestras residencias municipales que, a las carencias de dotación de material para el cuidado y la higiene de los usuarios, varias veces denunciados en los plenos, se une ahora este problema de la sarna, una enfermedad contagiosa que es un asunto de la salud pública”.

IPAL asegura que “nuestros mayores se merecen todo el respeto y la atención necesarias para que su estancia en estas residencias sea lo más saludable y grata, poniendo mucho esmero en conseguir un buen servicio y atendiendo como es debido las demandas, tanto de los usuarios como de los familiares. Nuestros mayores se merecen lo mejor y el mayor de nuestros esfuerzos y dedicación”.

Por todo ello, este grupo independiente pide a Marisa Murillo que “convoque, a la mayor brevedad posible, un pleno extraordinario para que se aclare y se informe a los vecinos, a sus representantes, a los usuarios, al personal al servicio de las residencias y a la opinión pública en general, sobre la situación y los pormenores de este grave problema que afecta y preocupa a nuestra comunidad. Sería muy conveniente que, en el máximo órgano que representa a la soberanía de nuestro pueblo, se diesen todas las razones y las explicaciones de por qué ha aparecido una persona con sarna en una de las residencias, si han existido o existen más casos, por qué se ha ocultado esta información a la opinión pública y, lo que es más importante, qué medidas se han tomado o se están tomando para evitar que aparezcan nuevos casos”.

Ipal finaliza el escrito diciendo a la alcaldesa que  “nos tendrá de su parte para resolver este problema si se actúa con total transparencia y con la debida corrección. En cambio, nos tendrá enfrente si lo que se pretende es correr un tupido velo y ocultar la verdad sobre este importante asunto que afecta a la salud pública de nuestros vecinos. También, manifestamos todo nuestro respaldo, reconocimiento y dedicación a los familiares afectados por este problema y, desde ahora, nos ponemos a su disposición para apoyarlos en todo lo que sea necesario”.

_____________

Portada: Ediles de Ipal

Foto 2: Alcaldesa

Foto 3: Imagen del brazo de una persona con sarna