Press "Enter" to skip to content

Personas de toda España apoyan a un CPOP a punto de suspenderse

Mientras otros festivales anuncian sus carteles con 6 meses de antelación, la celebración del 25 aniversario de Contempopránea, que iba a ser una edición con un cartel especial para atraer a miles de personas, ahora mismo está en “barbecho”, como el año pasado, esto es, como desde que el ayuntamiento convenció a la Junta de Extremadura para que la subvención del festival no se la entregara directamente a la empresa promotora sino al propio consistorio y éste después se la daría al organizador. El resultado es el esperado por todos: se gastan el dinero en alguna de las cientos de deudas que tienen y CPOP se queda a dos velas.

El problema es que están jugando con la economía de un pueblo que no está precisamente sobrado de ingresos y con un sector, el hostelero, que vive los peores momentos de su historia reciente.

El caso es que a estas alturas ya no se va a poder contar con un gran cartel y, lo que es aún peor, es más que posible que se suspenda la celebración del Contempopránea este año, mientras los grupos Ipal y PP presionan cada uno a su manera para que el ayuntamiento suelte el dinero de una vez por todas, porque recibió una buena parte del mismo el año pasado y solo le entregó una pequeña fracción a Agustín Fuentes, y estamos hablando de la subvención de la pasada edición, 2019, cuyo dinero adelantó el promotor.

El caso es que Fuentes no puede más y el futuro de CPOP es negro. Tras este anuncio, seguidores del festival de toda España han empezado a opinar en las redes para apoyar a Agustín Fuentes y mostrar su incomprensión y sus críticas al ayuntamiento. Hemos seleccionado algunos de esos escritos:

Alberto Resmella, un gestor cultural alburquerqueño que ojalá lo tuviéramos aquí trabajando, decía lo siguiente: “La falta de sentido común y valor por la cultura es lo que tiene. ¡Qué pena!… Y todo es consecuencia de una ignorancia y un desconocimiento absoluto de la industria cultural. Perder a un promotor cultural como es Agustín, con tanta visión, rodaje, contactos y un oído tan agudo y emergente en el panorama musical es síntoma de banalizar la cultura. En fin, va a ser cierto que no valoramos algo hasta que lo perdemos”.

Un joven alburquerqueño, que ama al festival y se preocupa activamente por el futuro de Alburquerque, Francisco Luis Gutiérrez, expone que “Cualquier pueblo o ciudad se frotaría las manos si viera la posibilidad de reunir un festival de este calibre. Sin embargo, aquí preferimos ponerle zancadillas. ¡Ni CPOP ni Alburquerque merecen esto!”

  Santi Hisajuan señala que “No pueden, no deben de poner más trabas para que se celebren las “Bodas de Plata” del CPOP; ese matrimonio que formamos el público, el pueblo, los grupos, la organización, merecemos esa celebración”.

  Ruben Morón dice que “No puedo creer que ciertas personas no aprendan de sus propios errores, además de indignante, es sobre todo triste. Esperemos que la razón se imponga y no sé empañe ese 25 aniversario, fruto del trabajo y la ilusión por poner Alburquerque en el mapa”.

José Antonio Casablanca tilda de “incomprensible que, habiendo tenido 25 años Contempopranea en Alburquerque, y más aún, después de haber puesto Extremadura y Alburquerque en el epicentro de la escena indie y cultural en España, antes que casi cualquier otro festival, que tanto Junta de Extremadura como Ayuntamiento de Alburquerque estén maltratando así algo que no es de ellos, sino que ya es patrimonio de todos”.

En este sentido, esta revista puede señalar que la Junta de Extremadura cumple cada año con una subvención de 150.000 euros, pero su gran e incomprensible error es que han vuelto a dar el dinero este año al ayuntamiento, conociendo el precedente del año pasado, cuando se lo gastaron en otras cosas y no le pagaron al promotor del festival hasta 8 meses después de recibir el consistorio el dinero, con lo que el cartel quedó cojo. No comprendemos cómo la Junta no acaba de ajustar cuentas con nuestros gobernantes.

Otro seguidor, Paco Pop, dice que “ya es hora de que alguien ponga las cosas claras a quien no deja de poner palos en la rueda. Comerciar y negociar con la cultura es un triste ejemplo, de sus burdas y nefastas gestiones locales”.

Juan Manuel Valle dice no entender “cómo Alburquerque no “cuida” un festival de esta categoría; es una pena ver cómo año tras año la dirección de este festival trabaja y trabaja sin tener la certeza de si se realizará o no”.

Tres ediles de Ipal, muy preocupados por el festival y por el dinero que dejará de entrar en Alburquerque, escriben lo siguiente:

Raquel del Pozo: “Pero no os dais cuenta que lo que quieren es que Agustín tire la toalla y se marche para ponerlo a parir (cómo están haciendo ya por el “Brisa”) y hacer “ellos” otro festival. Entonces dirán: gracias a quien todos sabemos ha habido festival indie en Alburquerque desde hace 25 años”.

Manuel Gutiérrez: “Hasta que se queden con el negocio… No pueden consentir que algo escape a su control. Para luego hundirlo y arrasarlo. Marca de la casa. Y los que pueden y deben poner las cosas en su sitio prefieren mirar para otro lado, no se les vaya a chafar el otro negocio (el de los votos y los carguitos…)”

  Javi Blazquez: “Si CPOP ha funcionado en los últimos 24 años es precisamente porque el ayuntamiento no ha intervenido para nada. Sólo ha habido problemas en el momento que han metido sus zarpas en el asunto. Sin duda, el ayuntamiento quiere cargarse este evento incomprensiblemente”.

Finalmente, un amante de CPOP y muy conocedor de la música indie, Samuel Cotrina, señala que “es una vergüenza que el activo cultural más importante de nuestro pueblo y uno de los más importantes de la región, este otro año pendiendo de un hilo por las malas gestiones de nuestro ayuntamiento. Gracias Agustín por estos 24 años y por haber conseguido educarnos el gusto musical a toda una generación; el festival te lo echarán abajo, pero lo que has aportado a la cultura, al pueblo y a todos los que amamos la música eso ya no hay quien lo eche abajo”.

____________

Portada: Ambiente en Contempopránea.

Foto 2: Público en el festival.

Foto 3: Fuentes con Erik, batería de Los Planetas, en La Ermita.

Foto 4. Lori Meyers, en CPOP.

Foto 5: Agustín, con un libro sobre The Smiths, una de sus bandas míticas favoritas.

Foto 6: Asistentes al festival llegando a las terrazas del pueblo.