Press "Enter" to skip to content

Gutiérrez descoloca a la alcaldesa al retratarla duramente sin que ella pudiera impedir su palabra

Ipal descolocó anoche en el pleno a la alcaldesa y a su grupo de gobierno al presentar al final un ruego, inesperado porque no estaba registrado, pero totalmente legal, en el que tachaba a la alcaldesa de ser “toda una experta en trincheras” y tener como objetivo principal “luchar para que no se descubra el pastel y para que no se desmonte el entramado que tienen organizado para perpetuarse en el poder indefinidamente”.

El ruego tenía un largo preámbulo y Murillo, nerviosa, hablaba con el secretario para ver si era legal y varias veces cortó a Gutiérrez, portavoz de Ipal, pero lo cierto es que no había forma legal de interrumpir o de negar la exposición del edil de la oposición.

Manuel Gutiérrez dijo que “en el Ayuntamiento de Alburquerque la transparencia y el respeto a la legalidad y a las reglas del juego democrático brillan por su ausencia y que nuestra labor al frente de la oposición política de Alburquerque viene siendo ninguneada, despreciada y casi demonizada y sometida a un estrecho control de vigilancia por parte de nuestros máximos responsables municipales que impiden y vulneran, con total impunidad y de manera sistemática, el acceso a todo tipo de documentos e informaciones que la ley nos garantiza”.

Seguidamente, dejaba claro que los concejales de Ipal no han llegado a la política para  buscar un beneficio al contrario que Marisa Murillo. Gutiérrez lo dijo con estas palabras: “en Alburquerque, en los más de 40 años que llevamos desde la instauración de los ayuntamientos democráticos, no hemos conocido a nadie que haya ostentado durante tanto tiempo los diferentes cargos públicos, casi siempre remunerados, que usted viene ocupando desde su llegada a nuestro pueblo”.  Y fue muy duro después al añadir que “es por eso que a usted le va la vida en ello y lucha ferozmente para que esta etapa se prolongue en el tiempo y nunca termine”.

El portavoz de Ipal siguió con su discurso duro y certero: “Se ha convertido usted, Sra Alcaldesa, en toda una experta en trincheras, ha logrado mantener en pie el enorme muro que se levanta entre el equipo de gobierno y los representantes de la oposición, para que nada se sepa, para que nada se aclare, para que nada se descubra y para que, de ninguna manera, nada se les escape de las manos”.

Gutiérrez puso varios ejemplos de cómo la alcaldesa no les deja replicar en los plenos para poder explicar la verdad que ella oculta, como la explicación que le pidieron de “cómo es posible que las subvenciones de los Planes AEPSA llegaran puntualmente en noviembre del año pasado y los trabajadores que han estado en esas obras hayan tenido dificultades para cobrar a lo largo de todo el año actual, y cómo vamos a evitar quedarnos otro año sin esas subvenciones de los planes AEPSA sin haber terminado y sin haber justificado los proyectos de Las Laderas y del Cine la Torre, que tenían que haber concluido definitivamente el 30 de Septiembre”.

Siguió Manuel Gutiérrez en la misma línea, mientras aumentaba el nerviosismo en las filas del gobierno local. “Cómo es posible agrupar el importe de tres planes Dinamiza diferentes para afrontar una misma obra; cómo hay todavía planes Dinamiza de 2017 sin justificar; cómo es posible que se adjudiquen los contratos saltándose las normas en aquellos que es necesario sacarlos a licitación pública; cómo no han cobrado las empresas que ya ejecutaron las obras de asfaltado si el dinero fue entregado por la Diputación Provincial hace más de un año y la fecha tope que tenían para efectuar los pagos era el 31 de Julio de 2019; cómo es posible que se pongan los carteles obligatorios después de acabar las obras e incluso en algunos casos no se llegan ni a poner, cómo puede ser que en los poblados de La Codosera aparezcan carteles del Plan Dinamiza y en los nuestros no aparezcan por ningún lado; cómo es posible que las inversiones de Benavente se lleven a cabo en Carrión y la mano de obra destinada a ese mismo poblado se utilice en el casco urbano de Alburquerque”…

Ipal recordó a la  Alcaldesa que “desde principios de su mandato desde este grupo hemos tratado de tenderle la mano en numerosas ocasiones. Usted nunca ha aceptado esta mano tendida porque necesitan mantenernos enfrente para que haya un chivo expiatorio a quien culpabilizar de todos los males provocados por su pésima gestión”. Añadió que su a su grupo solo le mueve “cumplir con los compromisos que hemos contraído con los vecinos a los que representamos, un tercio de la población de Alburquerque, y nuestro único y legítimo objetivo es el sentar las bases, en la medida de nuestras posibilidades, para que en un futuro lo más cercano posible se pueda producir el cambio político que tanto necesita nuestro pueblo. Ese es nuestro pecado y esa es la razón por la que usted no nos mira, no nos habla, no nos saluda, no nos respeta y no nos acepta”.

Finalmente, Ipal presentó su ruego de que “recapacite y reconduzca la situación. La legislatura acaba de empezar y aún estamos a tiempo de que se cambie el rumbo. Deje de gobernar por decreto, acepte la transitoriedad de los puestos de representación pública, permita la crítica política y admita que el pleno municipal es la sede por excelencia para el debate, para la discrepancia, para la contraposición de ideas y, también, para el acuerdo y la concordia. Abandone toda tentación de excesos y abusos de poder y ponga todas sus energías al servicio de la democracia, la transparencia y la convivencia cívica y armónica entre los representantes de todos los ciudadanos. Eso es lo que desean todos nuestros vecinos y en ese tipo de actitudes y comportamientos siempre nos encontrará de su lado”.

Para leer el ruego entero pinche en este enlace: RUEGO