Press "Enter" to skip to content

Adifisa promueve la integración de las personas con discapacidad con charlas en colegios de la comarca

Adifisa ofreció una charla ayer sobre “normalización” en los colegios de La Codosera y San Vicente de Alcántara y el próximo jueves lo hará en los de Villar del Rey y Alburquerque, para terminar el próximo día 4 en el instituto Castillo de Luna. Esta iniciativa, financiada por la Junta de Extremadura, tiene como objetivo concienciar a las personas, desde niños, a ver a las personas con discapacidad como otros cualesquiera con el fin de que colaboren en la tarea de poner al alcance de ellas las formas de vivir y las actividades cotidianas para adaptarse a la sociedad. Para ello tienen que tener acceso a derechos como el empleo o la educación, entre otros, y a no ser discriminados en general en cualquier actividad de sus vidas diarias.

En las charlas intervinieron Belén Rodríguez, directora de Adifisa; José Carlos Pavón, educador social actualmente en prácticas en esta asociación; Francisco José Negrete, psicólogo del Centro de Atención Temprana de Adifisa; el gran atleta alburquerqueño José María Pámpano, y el laureado ciclista extremeño Rubén Tanco, persona con una discapacidad física, dado que le falta una mano, lo que no ha sido obstáculo para proclamarse campeón de España y de Europa de BMX y ahora se prepara para la paralimpiada.

A lo largo de las charlas, se proyectaron imágenes de personas con discapacidad que han triunfado en el mundo en diferentes facetas. De ello se encargó Julián González, administrativo del Centro de Atención Temprana y Habilitación Funcional.

El recibimiento por parte de los equipos directivos de ambos centros, así como del profesorado, fue excelente, pero sobre todo fueron los niños quienes recibieron con entusiasmo a Pámpano y Tanco, que ya se conocían y se dieron un fuerte abrazo, además de pasar toda la mañana dándose bromas.

Los pequeños hicieron diversas preguntas al final de la charla tanto a Tanco como a Pámpano, quien las contestó a través de Francisco José Negrete, que antes había resumido la vida personal y deportiva del deportista más importante de la historia de Alburquerque, quien empezó su formación en Adifisa.

Jose mostró su última medalla, la de Dubai, a los pequeños, quienes le rodearon pidiéndole autógrafos y posando con él en decenas de fotografías. Pámpano, que también adora a los niños, no paraba de agasajarles y les colgaba la medalla para que fueran felices tomándose fotos con ella al cuello.

Al final todos los alumnos posaron con estos dos grandes deportistas, Rubén Tanco y José María Pámpano.