Press "Enter" to skip to content

Raúl Cabrera, cocinero de padres alburquerqueños y colaborador de AZAGALA, logra su segunda estrella Michelín

El cocinero Raúl Cabrera, colaborador de AZAGALA, donde publicamos cada mes sus recetas, ha conseguido una estrella Michelín en el restaurante Ola, ubicado en el hotel Tayko de Bilbao.

Raúl “Pintxo” Cabrera es hijo de dos alburquerqueños: el inolvidable Venancio (hermano de Rosario Cabrera) y su viuda Francisca Durán, suscriptora de esta revista.

Discípulo de Martín Beresategui, con quien tiene publicado un libro de recetas, este cocinero donostiarra estuvo la pasada semana arropando en Bilbao a Raúl, por quien apostó como uno de sus hombres de confianza para regresar a la capital vizcaína y abrir el restaurante Ola.  Y es que ‘Pintxo’, apodo que se ganó Cabrera al incorporarse a las brigadas de Berasategui en Lasarte tras formarse en la Escuela de Hostelería de Leioa, ya consiguió una estrella Michelin para el restaurante del Kursaal que gestionaba Berasategui en 2007.

Según publica El Correo, la gala Michelín sorprendió a Raúl al pie del cañón, o lo que es lo mismo, en la cocina y en mitad de un servicio en Ola. «No me lo creo», decía. «Una estrella Michelín es lo máximo a que puede aspirar un cocinero en cuanto a reconocimiento público. La estrella -aseguró a dicho periódico- supone también una inmensa alegría para todo un equipo a quien se le reconoce el trabajo bien hecho. Al tiempo -reflexionó- representa una gran responsabilidad. Y la ilusión de que sigan confiando en nosotros».

Berasategui, que con doce estrellas Michelín, es el cocinero español más reconocido por la Biblia Roja de la gastronomía posee un estilo propio que traslada a su equipo y cuyas claves son evidentes en todos sus restaurantes. Rigor, regularidad absoluta en la repetición, sabor y un control cartesiano sobre la combinación de sabores y sobre su presentación. Todos los cocineros que han pasado por Lasarte han aprendido una máxima absoluta de Martín: ‘si una receta sale bien, hay que reperirla siempre del mismo modo’. En Berasategui no hay espacio para inspiraciones ni inventos.

Nuestro Raúl Cabrera, que nos deleita en cada número de AZAGALA con una de sus recetas y nos dio la noticia esta misma mañana, ha aprendido bien del gran Berasategui. Y a sus 43 años tiene un futuro esplendoroso por delante. Tal vez con alguna estrella más…

____________

Portada: Raúl, celebrando la estrecha Michelín, con su equipo./ EL CORREO

Foto 2: Raúl con su maestro Berasategui.