Press "Enter" to skip to content

Murillo dice que “el PP quiere quitar a Alburquerque del mapa”

En un mitin con muy escaso público y el único que se ha celebrado en esta campaña en Alburquerque, la alcaldesa Marisa Murillo se mostró muy dura con el PP, partido al que acusó de “querer quitar a Alburquerque del mapa”.

Relató decenas de cosas que, según ella, quitaron los populares cuando gobernaron:” la ayuda a domicilio, las cartillas agrícolas, la sanidad pública en Extremadura (cerró los PAC), la hospedería o el albergue juvenil”, entre otros.

Aseguró que con el PP no habrá prestaciones por desempleo y que a este partido “no le importa la educación ni los puestos de trabajo”, para añadir que “nos jugamos la ley de Dependencia” en estas elecciones, porque no la pondrán en marcha ni atenderán los expedientes”. “Van a por los mayores y a por las personas con discapacidad”, dijo.

Dedicó parte de su intervención a alabar al ex alcalde y le dio las gracias porque, señaló, “gracias a él estamos en la senda de volver a conseguir los proyectos de renovables, porque él los sigue reclamando”.

Aseguró que el ex alcalde ha sufrido una persecución política y personal, y culpó de ello al director de esta revista. Exactamente copiando las palabras de Vadillo señaló que “Fragoso (alcalde de Badajoz), Víctor Píriz, e Ipal son instrumentos de Negrete”.