Press "Enter" to skip to content

Alburquerque ante las elecciones de Víctor Píriz

Por FRANCISCO JOSÉ NEGRETE

Acaba de comenzar la campaña electoral que nos conducirá a las elecciones generales del próximo domingo, en las que los residentes en Alburquerque votamos al candidato que cada partido presenta por la circunscripción de Badajoz. Nada nuevo, salvo que a uno de esos candidatos le conocemos mucho, algunos para bien y otros para mal, porque a nadie le es indiferente. Se trata de Víctor Píriz Maya, hijo de la alburquerqueña María Carmen Maya, muy querida en el pueblo y desgraciadamente fallecida joven.

Hemos hablado mucho de Víctor Píriz, un político honesto, con una gran formación y un futuro prometedor que ha sido portavoz de presupuestos de su partido en el Congreso, además de desempeñar otros cargos de responsabilidad. Es un político que da la cara, muy trabajador, no en vano es uno de los diputados que más preguntas ha realizado en el Congreso en la pasada legislatura, todas ellas relacionadas con Extremadura, muchas sobre obras importantes de la región como el Tren de Alta Velocidad, pero también muchas sobre Alburquerque.

Los alburquerqueños críticos con el vadillismo le reconocen como la persona que más está haciendo en todos estos largos años por acabar con este régimen, dado que está sacando a la luz temas ocultos durante todo este tiempo, recurriendo a todas las instituciones necesarias para investigar y a la justicia, sin complejos, cuando es necesario. Y estamos hablando de vecinos de ideologías diversas, tanto conservadores como izquierdistas, y todos ellos tienen en común su respeto por las normas de la democracia, la libertad, la transparencia y por querer un pueblo mejor, más unido, próspero y libre de esperpentos y escándalos.

En estas mismas páginas hemos leído como socialistas como Juan Ángel Santos, o un hombre claramente de izquierdas como Aureliano Sáinz, han alabado el trabajo de Víctor Píriz, un joven político nada sectario que tiene buenas relaciones con políticos de todo el arco parlamentario y reconoce la buena labor de alcaldes socialistas de Extremadura, quienes, y lo ha escrito él en la edición impresa de AZAGALA, deben estar avergonzados de lo que ocurre en Alburquerque con algunos gobernantes que se dicen socialistas, como nuestro ex alcalde.

Por el contrario, los alburquerqueños más fieles al vadillismo le insultan y descalifican en las redes sociales, precisamente porque ven en Víctor Píriz un peligro para el mantenimiento del régimen y en muchos casos de las prebendas que disfrutan o han disfrutado gracias al ex alcalde y sus gobiernos. Hay quienes incluso, de una manera u otra, quieren acallarle, seguramente porque temen que descubra intereses ocultos durante años, como tantas y tantas cosas.

El próximo domingo, los votos que salgan de las urnas en Alburquerque no serán decisivos para dar un gobierno u otro, pero sí pueden ser votos útiles para saber si se respalda el trabajo de Víctor Píriz, independientemente de las ideas políticas de cada uno. Nuestro pueblo siempre ha votado a la izquierda, es un pueblo claramente socialista y, por tanto, difícil para el partido al que representa Víctor, pero es muy posible que este político honrado consiga que se llenen las urnas de votos simbólicos que solo pretenden reconocer su trabajo digno por propiciar un cambio en Alburquerque y por conseguir que vuelva a ser un pueblo del que hablemos con orgullo.

______________________

Portada: Víctor Píriz, entrando en la meta de la media maratón de Alburquerque, 2019.

Fotos 2 y 3: Imágenes del perfil de facebook del diputado talaverano-alburquerqueño.