Press "Enter" to skip to content

Se dispara la venta de agua mineral por el mal estado de la potable

Desde hace más de un mes, el agua potable está causando numerosos problemas en los vecinos, tanto es así que muchos ya no solo no la utilizan para beber sino tampoco para cocinar, prueba de ello es la subida espectacular en las ventas de agua mineral embotellada.

Lo cierto es que, si se añade lejía, el agua se vuelve de color negra, e incluso deja marcas en el inodoro y en los platos de ducha y bañeras, mientras que la ropa blanca no sale limpia de la lavadora y las manchas que deja no se eliminan.

Hasta ahora la única persona que dio una explicación fue el ex alcalde, quien dijo que era debido a las bombas y porque el nivel del agua del pantano está muy bajo. También dijo que el agua se puede beber sin problemas, pero el aspecto no invita a ello y, según informa la Confederación Hidrográfica del Guadiana, el pantano Peña del Águila está al 48,85 por ciento de su capacidad total.

Sin embargo, la empresa responsable del servicio, UTE Aguas de Alburquerque, guarda silencio, cuando debería dar una explicación.

En las redes sociales se nota la preocupación e incluso la indignación vecinal, porque estamos hablando de un servicio básico que pagamos todos los vecinos, y que está motivando que los alburquerqueños tengan que gastar dinero aparte en comprar agua embotellada.

_______________

Portada: El pantano está al 48,85% de capacidad. Foto Joaquín Morcillo.