Press "Enter" to skip to content

¿SE PUEDE? HASTA EL CORRAL (Decimosexta entrega)

By RAMIRO

Por favor te pido, querido nieto, que no sea yo quien deba recordarte cómo fue que esto comenzó. Ahora, ajo y agua. ¡Tantos años transcurridos para remontarnos a los anales! Así suceden las cosas, UNO enciende la mecha y otros acuden, y no precisamente a apagarla. Pasado, siempre tiempo pasado aquí, y sin viso de futuro. Y lo curioso es que los nativos de cierta edad sabemos perfectamente cómo se gestó todo nuestro actual devenir. Mira, hoy que mi menda lerenda viene pintón – lo llamas tú “colocao” o “pedo” indistintamente – no traigo ganas de comer – raro en mí – y tu madre está en la peluquería, te ofreceré una perorata sobre en qué ha consistido y consiste la “democracia” en Puerto. Centrados en nuestra azarosa realidad social, y reconociendo que detener el curso de la Historia no está en nuestras manos, admite demostración que esta – gobierno “de la multitud” para Platón y “de los más”, para Aristóteles – en los últimos 25 años ha estado muy lejos de haber sido o ser lo que debió. Y comenzaré como aquellos cuentos que te contaba cuando eras pequeño: pudiera ser que fuese que ahora se estén sufriendo las secuelas propias de haber instalado una genuine independent banana republic, obra de los mandamases de la casa matriz, extrapolable a cualquier otro país aquejado del mismo mal, entiéndase Venezuela, Cuba, Nicaragua, etcétera. Fíjate que digo “la” y no “nuestra”. Bien sabes que para mí es sinónimo de casa consistorial, ayuntamiento, cabildo o como lo quieras llamar. Lo que voy a contarte – y conste que lo hago sin pretender agredir con saña ni adversario tengo; sólo ejerzo mi derecho a juzgar aquello que me rodea para no ir por la vida como un toli – lo veía venir desde tiempo ha y, desgraciadamente está ocurriendo. Me explico: la democracia se sustenta en humanos a los que se vota y erige como dignos representantes – por supuesto, legítimos -, que vienen a ser respecto a los representados como los hermanos, ¿han partío?, pues después se verá el grado de empatía y cariño que perdura entre ellos; estos, los representantes, en virtud de ley, pasan a ser autoridad, y la autoridad gobierna. Cuando se obra como tal, se ostenta poder y, por tanto, se es poderoso, y con el poder, amigo mío, hemos topado: se maneja todo, a ti te pongo, a ti te quito; a ti te doy, a ti te robo; a ti te beneficio, a ti te causo perjuicio; hago y deshago a mi antojo, y nunca lo olvides, quien así obra despierta adversidades y enfrentamientos con los gobernados, por lo cual a quien él no quiere se le aleja, y al ser alejado se percata y monta en cólera, sintiéndose herido por quien tiene poder. El gobernado herido sufre, a veces más de lo debido, y quien sufre aborrece; el aborrecido, si puede, que es siempre, y sin temblarle el pulso, machaca con desconsideración, y el machacado odia; quien odia siente brotar, fluir y hasta cultiva bajos instintos, y de estos nada bueno puede esperarse. Así es aquí y en Pekín de las Monas, de ahí que a veces dude de que el sistema democrático en manos de persona injusta equivalga a sistema garantizador de la libertad de las personas. , /”Yo no te pido que me bajes una estrella azul, sólo te pido que mi espacio llenes con tu luz…”/ Grande Pablo Milanés. De moo que ahí tienes; y nosotros a lo que nos traemos entre manos, la gloria futura “CRÓNICA SOBRE LA IRREFUTABLE IDIOSINCRASIA…” // Por aquello entonces, casi finales del año 11, algunos iluminados seguían pensando que la famosa hospedería – socia de rango para la posteridad con Bicinatura y Joyasol – sería “el motor de desarrollo y del progreso”. Y ya ven, y de ahí la luminiscencia, si se dan una vuelta por Extremadura ni siquiera las situadas en lugares estratégicos – entiéndase, por ejemplo, San Martín de Trevejo – lo son. Pero también fue época en que el arte culinario estuvo muy de moda en Puerto de Albahacar, unos frente a los fogones, otros cortando jamón; un local recibía un premio, otro fichaba a un guisandero estrella. Incluso se abrió, pensando en captar de nuevo los antiguos clientes postineros, un restaurante con nombre hispanoluso que duró un suspiro. Pero la historia se repite aquí más que una máquina antigua de discos. Pues no teníamos a un paisano con un gran museo etnográfico, digno de haber sido explotado, y ha terminado vendiendo piezas porque ese también pasó a la lista negra de gobernados no queridos por opinar precisamente de la casa de hospedaje en la mole pétrea. Prueba de que el ordeno y mando de quien ahora está dando sus últimos coleos ha sido algo a la orden del día. Se iba a crear también una planta de biogás, Mercadona ocuparía los terrenos de Bicinatura, etcétera, mentira to; lo único cierto fue que el Regidor de la casa matriz por entonces se sentaría en el banquillo y se sentó”// (Continuará) Esperando no haber cometido desliz que sea objeto de posterior arrepentimiento, y en atención a la contención de mi carácter, unido a la estricta educación materna recibida, acojan un cordial saludo. Siempre suyo, estimado lector.