Press "Enter" to skip to content

Ipal acusa al ex alcalde de difamación e incitación al odio por decir que agredieron a la alcaldesa y a sus concejales

Ipal ha hecho público un comunicado en el que preguntan en calidad de qué el ex alcalde comparece en los medios de comunicación para difamar y descalificar a personas particulares y le acusa de no haberse arrepentido de su condena anterior a pena de 2,5 años de cárcel, sino que “vuelve a desafiar y provocar, temerariamente, situaciones similares a la que provocaron su condena”.

Además, le acusan de sentirse “imprescindible” y “erigirse en salvador de los gravísimos problemas que existen, despreciando incluso la capacidad de sus compañeros, cuando ha sido él quien ha llevado a la total ruina económica y social al pueblo de Alburquerque”.

Ipal califica de “estilo oscuro, caciquil y antidemocrático” el hecho de que la actual alcaldesa siga los mismos pasos que su predecesor y levante la sesión sin responder a las preguntas de la oposición.

El grupo independiente se refiere también a las acusaciones de Vadillo a los miembros de Ipal y a sus simpatizante de haber agredido a la alcaldesa y a sus concejales, lo que califican de “falsedad” y advierten que esto tendrá que demostrarlo, “pues de lo contrario está cometiendo un delito de difamación e incitación al odio que, por todos los medios a nuestro alcance, trataremos que sean depurados”.

Asimismo, piden a la alcaldesa Marisa Murillo, que compartió esas acusaciones de Vadillo en las redes sociales, que lo aclare, “pida disculpas y presente su dimisión por compartir esta grave acusación”. A continuación, se dirigen a los concejales del PSOE para preguntarles si “se creen esta difamación contra nosotros por parte de su desnortado líder político y espiritual?, y si “¿Sufrió alguno de ellos algún tipo de agresión física?”. Les piden que lo demuestren y, de lo contrario, “recomienden al Sr. Vadillo que acepte su verdadera situación, desaparezca para siempre de la vida política local y deje tranquilos de una vez por todas a los ciudadanos de Alburquerque”.

Ipal entiende que estas “acusaciones falsas y denigrantes no buscan otra cosa que intentar recobrar el protagonismo y el afán de poder perdido por esta persona, para enmascarar la verdadera realidad de nuestro pueblo, que no es otra que la miseria y la pobreza a la que lo han llevado algunos”. “Su estrategia es, añade el comunicado- montar un escándalo y desviar la atención de la falta de cobro de los trabajadores, de la deuda municipal que nos está asfixiando, de la deuda contraída con las empresas, del estado lamentable de nuestras calles, del deterioro constante de nuestro patrimonio, de la división social que han traído, de la falta de oportunidades para los jóvenes, de la situación de precariedad laboral que han creado, de las amenazas que recibe todo aquel que levanta la voz, de la sumisión que se ha instalado en muchos de los trabajadores que se ven obligados a callar sin poder reclamar lo que por derecho les pertenece, de la falta de transparencia e información que se vive en nuestro ayuntamiento y de las amenazas veladas sobre todos aquellos que pretenden reclamar lo que es suyo”.

______________

Portada: Concejales del gobierno local charlan con una edil de Ipal y una simpatizante de este grupo tras el pleno en el que, según Vadillo, agredieron físicamente a la alcaldesa y sus concejales.

Foto 2: Gutiérrez comparece ante los medios tras negarse Murillo a responder a sus preguntas en el pleno.