Press "Enter" to skip to content

Vadillo acusa a Ipal de agredir físicamente a la alcaldesa y Murillo lo comparte

Ángel Vadillo ha vuelto hoy a las andadas con acusaciones que pueden volver a llevarle a los tribunales, cuando debería tener mucha cautela con sus palabras. Para empezar ha vuelto a comparecer durante cerca de una hora, que ha dedicado prácticamente a descalificar a Esteban Santos, con acusaciones falsas que pueden ser difamatorias.

Por respeto a esta persona no vamos a reproducirlas, y también porque no olvidemos que, cuando alguien utiliza un medio de comunicación para insultar, amenazar, difamar o calumniar a alguien, el responsable puede no ser solo el autor de esos delitos, sino también el medio que los reproduce. Y, en este sentido, consideramos grave que se esté dando voz en los medios locales a una persona que no representa a nadie ni a nada actualmente. Otra cosa será cuando tenga ya legalizada la milagrosa asociación que anuncia, que entonces podrá intervenir para hablar de temas que incumban a la misma, pero ahora mismo no es nadie para usar los medios a su antojo. Esto es especialmente peligroso y punible en el caso de los medios públicos que pagamos entre todos y que tienen que regirse por una normativa legal de funcionamiento.

Pero la cosa no ha quedado en el linchamiento público a Esteban Santos, un ciudadano de Alburquerque al que ha acusado de cosas graves, además de citar a otros vecinos del pueblo que nada tienen que ver con la política, pero que tienen derecho a opinar, por supuesto.

Más grave ha sido el post que el ex alcalde ha colgado en su Facebook, en el que acusa a los miembros de Ipal nada menos que de haber agredido físicamente a la alcaldesa y a los ediles socialistas en el último pleno, cosas que es rotundamente falsa y puede fácilmente comprobarse porque había muchos testigos y allí hubo abucheos exigiendo el pago a los trabajadores y exigiendo democracia, pero ni se insultó a nadie y mucho menos se agredió.

Sin embargo, como podemos leer, Vadillo escribe exactamente lo siguiente: Esta es mi respuesta a algunas de las agresiones verbales y también físicas que sufrieron mis compañeros concejales, Alcaldesa y miembros de nuestra lista que se encontraban en el público, por parte de Ipal-Vox y sus simpatizantes”.

Las palabras del ex alcalde son muy graves porque está acusando a los miembros de Ipal de agredir a autoridades, es decir, les está acusando públicamente de un delito, y eso es una presunta calumnia.

Lo que deberían hacer las personas cercanas a este hombre es aconsejarle bien, porque su situación legal es complicada, dado que si en el plazo de dos años es condenado por algún delito tendrá que ingresar en prisión, y cumplir la pena de 2,5 años de la que fue indultado más la nueva que supuestamente le cayera. Es vergonzoso que aún haya gente que esté jaleando a este señor y aplaudiendo comportamientos que pueden perjudicarle gravemente, cuando lo que deberían hacer es todo lo contrario, advertirle de los riesgos en los que incurre.

Y lo más increíble es que entre los que le han dado a ME GUSTA, aplaudiendo así al ex alcalde por estas palabras, esté la alcaldesa, quien incluso ha compartido en su facebook el texto en el que se calumnia a Ipal. Aviados vamos con ella… El PSOE tiene que intervenir YA.