Press "Enter" to skip to content

¿SE PUEDE? HASTA EL CORRAL (Decimocuarta entrega)

By RAMIRO

Querido nieto.- Instruida la parroquia del encanto de las noticias locales publicadas en este medio: pérdida de excursión por impago, Titanic a la puertoalbahaqueña, cuadrilátero versión Murillo, abucheos, pitá y negación de respuestas, nombramiento frustrado e intergaláctico festival codoserano – nada de fake news -, y, por supuesto, cansado ya de tanto transitar por el lodazal local, quiero abrigar envidias por lo que otros tienen. Aquí se nos ofrece poca distracción cultural de calidad, salvo tu idolatrado chimpumpero, como lo llama tu madre. Tuvimos las valientes Jornadas de Memoria de Futuro, que sin caer en la obsesión, sirven para reivindicar tanto la historia como la dignidad de tanta gente humilde asesinada; y lo celebro no sólo por dos mujeres a cuyas vidas he dedicado con todo mi cariño algunos ratos de lectura – Carmen Delgado Valiente, mi maestra salmantina, y Serafina Roca Solana, la animosa y solidaria catalana afincada en Puerto – sino por el extenso listado que aparece en “Aproximación al estudio de la represión franquista en Alburquerque y San Vicente de Alcántara”, de Olmedo Alonso, A. Todos ellos D.E.P., pues “pertenece a la extraña condición humana que toda vida podía haber sido distinta a la que fue”, Ortega y Gasset, J.  A veces pareciese como si no contásemos con bienes que mereciese la pena atesorar, no sólo los evidentes y conocidos: Castillo, Laderas, Carrión, etcétera;  sino también un habla singular, socorrida por un gran hombre perseverante, López Cano, E.; un singular régimen jurídico matrimonial estudiado en un libro por el Chico de Tronera, que a la postre lo presentó por primera vez aquí y no fueron, según me informaron desde IPAL, los del Ayuntamiento, así que nos quedamos sin ejemplares encuadernados y gratis; grandes aportaciones de Meléndez Teodoro, A., Maya Robles, E., y cuántos otros a los que desconozco y que seguro contribuyen a la investigación altruista sobre nuestras cosas. Pero nada de ello ha merecido un mínimo congreso de estudio en Puerto de Albahacar. ¡Tanto saber, anda ya! / ¿Por qué finges escuchar? Cuando te vengo a contar la tristeza de ayer, tú deberías saber que la ignorancia es nuestro peor enemigo/ Pero cambiemos de asunto que si no, como dices tú, me rallo. De justicia es que todo lo referente al relato te sea contado: sucedió hace unos días; estando yo con un paisano que se declaró lector del tal Ramiro. Casi me añugo de las risas, pero espérate, después me tropecé y abate me caigo, mientras cantaba aquello de /aquella tarde de abril te dije vente conmigo y no quisiste venir (bis)/, grande Lole y Manuel. Hasta recordé que mi abuela siempre decía: “Bien vengas, mal, si vienes solo”, así que tú a tu oficio de amanuense: “CRÓNICA SOBRE LA IRREFUTABLE IDIOSINCRASIA… /Se andaba rondando la fecha de la magna cita del chin pun, Contempopránea aquí llamada – Cpop en sigla – y ya estaba necesitada de socorro. Con tanta gloria como ha dado, cuánta penuria ha pasado. Remontando los hechos, mediados del año 11, sigue siendo no sólo repudiada aún hoy por la casa matriz de los truenos sino que le buscan novio, quieren emanciparla. Tiempos en los que se luchaba por la meta de alcanzar los veinte años de jefazo con bastón de mando en mano. Incluso se habló por aquellos entonces de etapa distinta en el proceder, pero qué va, pura fantasía, como ahora, más de lo mismo a tenor de sus palabras “el pueblo me ha pedido que siga siendo como soy y que no cambie”. Esto, si no hubiese sido dicho por el interesado, pudiese indicar la profundidad del voto puertoalbahaqueño: quién dijo castigo por los modos de regir, por qué no insultar o entrometerse en vida privada, por qué ha de ser necesaria la transparencia en la gestión, qué de mala práctica tiene el enchufismo, quién no se vale mejor de una sociedad dividida y enfrentada, pues todo ello, que en cualquier otro lugar sería castigado democráticamente, aquí se premió. No me diga, fiel lector, si a veces no resulta peliagudo, y espinoso, entender nuestra singular idiosincrasia. Pobre galeno, fiel escudero, que por mostrar su discrepancia con las formas no sólo se quedó sin placa de reconocimiento a los servicios prestados sino que se le calificó: ¡infiel! Cual audaz titiritero a ti te encumbro, a ti te rebajo, pero todos a la foto. Retrato acertado de quien fuese por aquellos entonces nuestro Gerifalte, víctima de su propio éxito, más imaginario que real, encumbrado en estado de egolatría// (Continuará). Justo así fueron las cosas por aquel entonces, ya veremos cómo serán en el futuro, cómo maniobrará el Cabildo la burbuja si no futura pompa / “para bailar esto es una (bomba), para gozar esto es una (bomba), un movimiento sexy”/ Y presta atención, Portocarrero de pro, la magnitud del desastre venidero nadie la anticipa, y a los que lo intuimos no nos creen: Elecciones – ¡como son baratas! -, economía huérfana – ¿para qué atenderla? -, Cataluña – esa es otra. ¡Bendita breva! -, el Brexit – ¡y esto! ¿A quién se le ocurrió? – Europa a la baja – con Italia y su fisco -, en fin, qué será de los puertoalbahaqueños reducidas proporcionalmente las subvenciones o suprimidas en parte. De eso pasamos en nuestra genuine independent banana republic. Y mientras, tú te avías con /Miedo y caramelo hasta las lágrimas de caramelos, sólo tengo que ocultarte que te tengo miedo…”/. Aquí la memoria, salvo para votar, tiene poco recorrido y pronto olvido.