Press "Enter" to skip to content

Vadillo será “asesor portavoz” y tendrá un sueldo mayor que los concejales liberados

El ex alcalde Ángel Vadillo será nombrado “asesor portavoz del equipo de gobierno” del ayuntamiento de Alburquerque y tendrá un sueldo del consistorio de catorce pagas de 1.500 euros líquidos, cantidad claramente superior a la que percibirán los dos concejales liberados, Magdalena Carrasco y Cipriano Robles, quienes percibirán un sueldo digno líquido de 1.200 euros mensuales, también en 14 pagas.

El portavoz de Ipal, Manuel Gutiérrez, dijo que la política en el pueblo en los últimos años “se ha profesionalizado”, mientras que su grupo piensa que los concejales deben ir a la política de manera altruista y durante un tiempo para servir al pueblo y no por razones económicas. Por tanto, Ipal piensa que con que cobre el alcalde es suficiente. Además, argumentó que, aunque no le parecen mal los salarios de Robles y Carrasco, la subida del 20 por ciento en los mismos le parece “inadecuada y llega en mal momento por la situación económica del ayuntamiento”.

Aparte de esto, por asistencia a las sesiones de pleno, que se celebrarán cada 2 meses, los concejales cobrarán 30 euros, mientras que los del grupo de gobierno, por sus delegaciones percibirán 100 euros mensuales añadidos.

Gutiérrez pidió a la alcaldesa que diera los salarios en bruto para conocer cuánto le van a costar realmente al ayuntamiento estos sueldos, pero Murillo no quiso hacerlo argumentando que se daba el dinero que realmente van a llevarse las personas que cobrarán de las arcas municipales.

Respecto al sueldo de Vadillo, el portavoz de Ipal señaló que “con dos concejales liberados, sobran los asesores” y objetó que no era necesario que se llevara a pleno la creación de esta nueva plaza de “portavoz asesor”, pero el secretario confirmó que lo que se aprobaba era generar ese nuevo puesto de trabajo, pero que el nombramiento de la persona que lo ostentaría corresponde a la alcaldesa. Murillo dijo que, efectivamente, ese puesto se le ofrecerá a Ángel Vadillo a la espera de que éste lo acepte. La nueva alcaldesa dijo que el ex alcalde “no está en política por algo antidemocrático”.

Gutiérrez dijo no ver bien que después de tantos años viviendo de la política, quien la abandona no debe volver para seguir cobrando del ayuntamiento, y habló de que este es un ejemplo de “puerta giratoria”, y un gasto más para la difícil situación de las arcas municipales.

Sin embargo, Murillo dijo que ella no cobrará del ayuntamiento, sino que será liberada por la Diputación, lo que “supondrá un ahorro respecto a años anteriores”. Además, aseguró que “el pueblo necesita a Vadillo para que siga con los proyectos, sobre todo las renovables y la hospedería”. “Él es la persona idónea y la más cualificada para ello”, añadió.