Press "Enter" to skip to content

El PP considera vergonzoso que el PSOE mantenga a Vadillo con un sueldo público

El diputado por Badajoz en el Congreso, Víctor Píriz, ha calificado esta mañana de “vergonzosa” la intención del PSOE de seguir manteniendo a Ángel Vadillo a costa de todos los ciudadanos de Alburquerque con un salario público de cargo de confianza en el Ayuntamiento de la localidad.

El PP de Alburquerque ha podido saber que el punto 15 del orden del día de la sesión plenaria, que el Ayuntamiento prevé celebrar mañana jueves, especifica el nombramiento de “personal eventual de asesoramiento especial”, que está destinado a seguir manteniendo en el consistorio la mano y pésima gestión de Vadillo, toda vez que está condenado por atacar verbalmente a una vecina de la localidad y cuando un dictamen judicial le impidió presentarse como miembro de la lista socialista a las pasadas elecciones municipales.

“Sin entrar a valorar la necesidad o no de los cargos de confianza y su número para un Ayuntamiento del tamaño, número de habitantes y necesidades de gestión como el de Alburquerque”, ha explicado Píriz, “es más que cuestionable que el PSOE extremeño y el de la provincia de Badajoz no tengan inconveniente en seguir dando asilo y apoyo a un personaje del calado moral como el de Vadillo, capaz de insultar y amenazar públicamente a sus propios vecinos”.

En su intervención, el diputado nacional popular ha señalado que “la actual alcaldesa del PSOE, elegida democráticamente por todos los ciudadanos de Alburquerque, dijo tan tranquilamente que “el alcalde seguiría siendo Vadillo”, lo que es toda una falta de respecto a la voluntad de las urnas, pero está claro que esa es la voluntad de los socialistas, cuando han buscado las artimañanas que sean para poder mantenerle en el despacho y cobrando de las arcas públicas, algo sobre lo que Vara y Lemus, como máximos responsables regional y provincial, deberían decir algo y dar explicaciones”.

Víctor Píriz ha concluido que “será responsabilidad del PSOE seguir manteniendo en el Ayuntamiento de Alburquerque a un personaje que ha dejado las arcas municipales quebradas, una deuda inmensa y sin fin con la Seguridad Social y un municipio sin esperanza de futuro salvo para el propio Ángel Vadillo, que con el amparo del socialismo extremeño sigue exprimiendo al municipio con tal de mantenerse en el sillón que sea y con un salario público”.