Press "Enter" to skip to content

Las madroñeras del Paseo de los Plátanos también se talaron hace ahora 10 años

Ahora que está de actualidad la tala de los eucaliptos ornamentales de Las Laderas, resulta que se cumplen justo 10 años desde que el ayuntamiento eliminó las plataneras o madroñeras, como también se les conoce, que existían en la Dehesa, cerca de la Casumba, en la hoy conocida como “Ruta del Colesterol”. Eran unos frondosos árboles que proporcionaban una extensa y fresca sombra, unos seres vivos -no lo olvidemos- que formaron parte de un importante paseo en los años en que se celebraba el Rodeo en nuestra villa.

En aquel caso, el ayuntamiento tampoco informó de su corte que se llevó a cabo sin previo aviso.

Este fue el artículo que publicamos en AZAGALA hace 10 años, firmado por Julián Cano Izquierdo.

Adiós al Paseo de los Madroños

“El Paseo de los Plátanos”. ¡Qué decir del precioso paseo situado a las traseras de la Casumba, plagado de árboles conocidos como “Platanos” o “Madroñeras”.

  Las numerosas personas que iban al Rodeo se congregaban en esta alameda bordeada de estos bellos y frondosos árboles, conversando en paseos de ida y vuelta, como un poco al margen de lo que se cocía en la explanada ferial, llena hasta los topes de animales, tratantes y curiosos.

   Muchas fueron las fotografías que el amigo Luis Álvarez Pulido hiciera en tan romántico lugar a parejas de enamorados y amigos que no faltaban a la cita de la fiesta.

  Hoy, el paseo está diseccionado y prácticamente perdido, pero bueno sería aprovechar lo que queda y recuperarlo como muestra de lo que fuera un lugar de recuerdos, en una época en la que el árbol ornamental escaseaba en nuestro pueblo, lo que lo hacía más atractivo y romántico.

  Propongo al ayuntamiento que se restituya este recuerdo antes de que desaparezca lo poco que queda de él”.

Bueno, pues aquellos frondosos árboles no solo no se cuidaron y se adecentó el paseo, sino que fueron talados de la noche a la mañana.

_______________

Portada: Paseo de los Plátanos, con sus grandes madroñeras. Cedida por Lola Rubio

Foto 2: Momento en que se talaron los árboles ornamentales.