Press "Enter" to skip to content

Los pescadores piden que se vuelva a repoblar de truchas el Gévora

Tal y como explicó la RCA de Alburquerque en una noticia de Pablo Cordovilla y ayer publicaron los medios regionales, los pescadores de nuestro pueblo, La Codosera y de Badajoz han reclamado a la Consejería de Medio Ambiente que autorice de nuevo las sueltas de truchas arcoiris en el río Gévora, afluente del Guadiana y hasta hace pocos años, único río truchero de la provincia.

Las sociedades deportivas, El Molino del Duque de La Codosera, Nuestra Señora de Carrión de Alburquerque y la Asociación de Mosqueros de Badajoz, que consorcian con la Dirección General de Medio Ambiente los tres cotos trucheros del Gévora, la Pesquera, la Junta-Benavente y Carrión, respectivamente, han emprendido una campaña de recogida de firmas en este sentido. Con ella se pretende recabar el apoyo de los vecinos de las localidades pertenecientes a la Comarca de Sierra de San Pedro- Los Baldíos y la ciudad de Badajoz.

El presidente de la asociación de pescadores de Alburqueque, Juan José Cantero, y de la asociación pacense, Celso Mateos, basan su reivindicación en la multitud de aficionados a la pesca de la trucha de la provincia de Badajoz, afición que adquirieron gracias a que la Administración decidió a principios de la década de los 60, repoblar con trucha Arcoíris, que se adaptó muy bien al río Gévora”.

Ahora, han lamentado, «no pueden ni imaginarse el que no podrán pescar más veces truchas en su adorado y querido río Gévora».

Para Mateos, sería «un acierto», como así hacen el resto de comunidades en los ríos donde la trucha natural desapareció, «tratar de introducir la trucha autóctona que se produce en la piscifactoría de Jerte en el tramo del río Gévora, que conserva siempre agua y además posee una ribera espléndida, como es desde la frontera con Portugal hasta las Piscinas Naturales de la Codosera».

La intención de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta es «acabar con las sueltas de trucha Arcoíris en el río Gévora», ahora que «precisamente la ley 7/2018 permite a las comunidades autónomas autorizar las sueltas de Arcoíris en toda España».

Por ello, «conociendo estas pretensiones de la Consejería de Medio Ambiente y sus preferencias hacia postulados ecologistas», han enviado un escrito dirigido a la consejera, Begoña García, con «sólidas argumentaciones para no condenar y discriminar a los pescadores de truchas de la provincia de Badajoz».

Han recalcado que se trata «del único río que disponen para pescar truchas y en el que las han estado pescando hasta 2015 durante más de cincuenta años».

«No cejaremos en nuestro empeño y recurriremos a todos los medios legales y legítimos de que dispongamos», ha remarcado Cantero.

El colectivo contempla también «afiliarse a la Alianza Rural para estar amparados por la asociación que engloba a más de 150 asociaciones representativas de la caza, pesca, agricultura, ganadería, tauromaquia, ecuestre, forestal, socio-económico y otros sectores vinculados al mundo rural».

_________________

Foto: Pesca de la trucha en el azud del Gévora. Archivo AZAGALA