Press "Enter" to skip to content

El ayuntamiento recibió en 2018 el dinero de Contempopránea y su celebración parece ya imposible

El ayuntamiento recibió el año pasado la subvención de 145.000 euros comprometida por la Junta de Extremadura para abonársela a Contempopránea por los gastos del festival del pasado año, pero la mayor parte de esa cantidad se han gastado en otros menesteres y ahora, a nuestro juicio, la celebración de este acontecimiento no va a ser posible, a no ser que la empresa unipersonal que lo organiza se suicide económicamente.

La organización hizo público esta mañana un comunicado, que después fue retirado de la red, pero ya había sido “capturado” por mucha gente, incluso medios de comunicación de fuera de nuestro pueblo, uno de los cuales nos lo hizo llegar a nosotros para que completásemos la información.  En un escrito, registrado en el ayuntamiento, Contempopránea exige “liquidar sin más demora la cantidad pendiente del contrato de 2018”.

Y este es el principal e insalvable escollo, porque el ayuntamiento no tiene fondos ni puede lograr un crédito para conseguirlos, dada su situación de práctica quiebra, de hecho, a muchos contratados se les deben más de dos meses de sueldos.

Según ha podido saber esta revista de fuentes solventes, la intención del alcalde es que el promotor organice el festival de 2019, sin que se le haya liquidado antes el dinero del año pasado que entró en las arcas municipales, pero el ayuntamiento gastó no se sabe dónde. Vadillo se comprometería a pagarlo, pero ya sabemos lo que vale su palabra en estos casos. Tenemos el precedente de la empresa Eléctricos Vázquez, a la que el ayuntamiento dejó sin pagar sus trabajos de climatización de la piscina en 2006 y, tras muchos compromisos de Ángel Vadillo de liquidarle la deuda, tres años después, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Badajoz condenó al consistorio a pagarle 178.261 euros. Y, con condena y todo, el ayuntamiento no le pudo pagar y la empresa quebró. Solo pudo percibir su dinero en 2012, cuando el gobierno popular aprobó un plan nacional de pago a proveedores.

Según consta en el comunicado de la organización de Contempopránea, cuyo responsable, Agustín Fuentes, adelantó dinero para contratar a grupos de primera línea del pop para hacer un gran festival el pasado año, la “grave situación de impago” provocada por el ayuntamiento de Alburquerque, ha impedido a la organización poder afrontar los pagos de la reserva de contratos con los artistas que iban a venir en  2019, algunos de gran calidad, y que tenía que haberlo hecho entre diciembre y enero, cuando el ayuntamiento ya tenía todo el dinero de la Junta de Extremadura, pero no lo entregó a Contempoopránea. Ante esta situación, advierte la empresa de Fuentes, el cartel no se puede determinar hasta que esté liquidado el contrato de 2018”.

Además, la empresa responsable del acontecimiento que más dinero ha dejado en Alburquerque en su historia, pide al ayuntamiento una garantía de que las obras que se están haciendo en las Laderas, donde se celebra el festival, permitirán “el acceso seguro de los vehículos de alto tonelaje para la carga y descarga y montaje de las infraestructuras de Contemporánea y que estas obras se adecuen a los planes de autoprotección de Extremadura”, algo que también nos parece imposible.

Finalmente, la organización ha dado otro nuevo plazo, ahora de una semana, al ayuntamiento para que se ponga en contacto con los abogados del promotor, con el fin de firmar una serie de compromisos y pagar la subvención del año pasado. De lo contrario, advierten los letrados, recurrirán a los tribunales para exigir el pago y reclamar daños y perjuicios.

Además, el concejal popular en la corporación y un experto económico, Víctor Píriz, portavoz de presupuestos de su grupo en el Congreso, se desplazarán esta semana al ayuntamiento para consultar todo el expediente de Contemporánea y el destino de los fondos recibidos.

______________

Foto de portada: Caseta de la entrada a las Laderas donde consta la subvención de 145.000 euros que la Junta de Extremadura aportó el año pasado, a través del ayuntamiento.

Foto 2: Agustín Fuentes, en la pasada edición.

Foto 3: La Habitación Roja, en su actuación de 2018