Press "Enter" to skip to content

Vadillo huye hacia adelante y dice que se presentará a las elecciones

En lugar de aceptar la realidad de las consecuencias del indulto parcial, que únicamente le cambia seis meses de prisión por trabajos para la comunidad, pero le quedan dos años de condena, que conlleva inhabilitación, Ángel Vadillo ha huido hacia adelante y acaba de asegurar que va a volver a presentarse a las elecciones, aunque su candidatura sea impugnada.

Nuestro alcalde argumentó que hace cuatro años, el PP ya impugnó su candidatura y el Juzgado quedó claro que era “elegible” y, por tanto, podría presentar a las elecciones, pero lo que no ha dicho Vadillo esta mañana es la clave de toda esta situación: el juez le dejó concurrir a los comicios por “estar pendiente de indulto”. Esto ha cambiado drásticamente ahora, cuando ya no podrá argumentarse lo mismo, dado que el viernes se pronunció el Consejo de Ministros y, solo si le hubiera dado un indulto total, Ángel Vadillo podría haberse presentado a las elecciones, pero no ha sido así.

La Ley Electoral es clara: “son inelegibles las personas con sentencia firme a pena privativa de libertad en el periodo que dure la pena”. El indulto de Ángel Vadillo le rebaja la pena y la queda en dos años, con el fin de que, afortunadamente, no ingrese en la cárcel, pero la pena sigue existiendo y, por tanto, no puede ser candidato.

Por lo demás su discurso sonó en el fondo a despedida. Agradeció el apoyo de las personas que firmaron en su día a favor de su indulto, el de sus concejales, su abogado, sus hermanos y sus hijos.

Nuestro alcalde se mostró muy duro contra el PP al que acusó de nuevo de haber impedido las termosolares, acusación que en AZAGALA demostramos claramente incierta, y por no apoyar ahora las nuevas pizarreras en Los Cantos, y también acusó a Ipal de lo mismo por su abstención.

Anunció otros proyectos de energías renovables, algo que ya adelantamos hace meses en esta misma revista que haría antes de las elecciones, pero, sobre todo, presentó un futuro sombrío para Alburquerque si él no sigue en la alcaldía y trató de atemorizar a los alburquerqueños con lo que ocurriría en ese caso: no habrá servicios sociales, ni residencias de ancianos, ni se ayudará a la gente necesitada, etc. Es decir, que todo será un caos sin su presencia y Alburquerque no tendrá futuro.

Ángel Vadillo recalcó que “me voy a presentar salvo que ocurra algo y no lo espero”.

_______________

FOTO: Vadillo, en el año 2011, en el banquillo, cuando fue sentenciado. /DIARIO HOY