Press "Enter" to skip to content

Vadillo iba preparado para levantar la sesión de pleno en otro espectáculo lamentable

En otro nuevo espectáculo, que sería gracioso sino atentara contra las más elementales normas democráticas, como el debate, la confrontación de ideas y los derechos de los grupos de la oposición –en esto nos trae a la memoria el régimen de Maduro, solo que aquí la voluntad popular es la que ha decidido que Ángel Vadillo lleve casi 24 años en la alcaldía-, el pleno de esta mañana terminó con el ya clásico “se levanta la sesión”.

Esta vez, nuestro alcalde iba preparado y dispuesto a no responder a todas las preguntas de Ipal, de manera que, cuando iba a llegar la más polémica, el pago del nuevo impuesto de la basura a todos los vecinos, forzó la expulsión del portavoz de Ipal, Manuel Gutiérrez, y cómo éste se negó a abandonar la sala, fueron Vadillo y sus concejales quienes abandonaron el salón de plenos. Inaudito y, una vez más, esperpéntico.

Decimos que Vadillo iba dispuesto a levantar la sesión porque respondió primero a las preguntas del PP, a pesar de ser el grupo minoritario y no haberlo hecho hasta ahora, porque sabía que, si cortaba el pleno en las respuestas de Ipal, no podría contestar posteriormente a las de Manuel Arce, edil popular, y recordamos que este partido ya ha denunciado ante el Defensor del Pueblo que el alcalde no responde a las preguntas de su grupo al levantar siempre la sesión en el turno de Ipal.

El caso es que Vadillo no dejó leer las preguntas hechas hace dos meses a los concejales Manuel Arce y Manuel Gutiérrez, argumentado penosamente que ya se habían leído hace dos meses, cuando es incierto porque Arce no tuvo ocasión en aquel pleno de 29 de noviembre, cuando el alcalde se negó a responder a los dos grupos de la oposición, y a pesar de las protestas de Gutiérrez porque, si no se leían sus preguntas, nadie iba a saber a qué se referían las respuestas.

Así, contestó lacónicamente a las cuestiones del PP, y respondió a las 8 primeras de Ipal, pero se puso muy nervioso cuando llegó la pregunta consistente en el pago de la basura por parte de todos los vecinos, pago que, según este grupo independiente, es una exigencia del plan de ajuste firmado por el ayuntamiento para conseguir los 3,6 millones de euros del último préstamo.

En concreto, Ángel Vadillo aseguró que Ipal ya había tenido acceso a dicho plan, algo que este grupo viene demandando desde hace meses, y Gutiérrez le replicó diciendo que eso era falso. El alcalde le acusó de interrumpirle, y también Marisa Murillo, portavoz de ORPO, mientras el edil independiente decía que Murillo tampoco tenía la palabra y, sin embargo, hablaba.

En ese momento, Vadillo expulsó a Gutiérrez y le pidió que abandonara la sala, pero éste, nervioso, respondió que no se iría mientras el alcalde no respondiera a todas sus preguntas. Ángel Vadillo, indeciso, no supo en ese momento cómo actuar, y fue el secretario, con una actitud incomprensible y lamentable en alguien que debe ser neutral, quien dijo al alcalde que él levantaría acta para facilitar a Vadillo que levantara la sesión. Así, éste abandonó la sala con todos sus concejales, sin responder a las 14 preguntas que faltaban de Ipal, “casualmente” aquellas más comprometidas para nuestro alcalde.

_______________

VIDEO: Extracto del final del pleno grabado de Baylío.

FOTO: Imagen del pleno tomada de Baylío.