Press "Enter" to skip to content

Ipal denuncia que trabajadores y contratados municipales no han cobrado y tienen problemas económicos

IPAL ha denunciado en un comunicado que un “considerable número de trabajadores y contratados municipales, algunos de los cuales llevan trabajando desde hace bastantes años en el ayuntamiento, y algunos otros que están contratados por unos meses a través de subvenciones, como las mujeres de la Ley de Dependencia, no pudieron hacer frente a los gastos navideños ni actualmente pueden pagar sus hipotecas, préstamos y gastos mínimos de la familia por la simple razón de que el Ayuntamiento no les paga ni se les dice cuando les va a pagar. “

Esto ocurre, señala este grupo independiente, en un “nuevo año en que se nos anuncian multitud de promesas e inversiones, con un increíble incremento de un millón de euros en los nuevos presupuestos municipales, que no se sabe de dónde va a salir y con la curiosa seguridad de que el Sr. Alcalde y sus concejales ingresaron en sus cuentas la paga de Navidad a su debido tiempo y, actualmente, están al corriente del cobro de todos sus salarios”.

 

El escrito íntegro de Ipal dice lo siguiente:

En uno de los últimos comunicados públicos que emitió IPAL nos referíamos al amplio despliegue de falsas expectativas con las que nos vienen bombardeando desde hace un tiempo y avisábamos de que el habitual discurso de fin de año que estaba cercano a emitirse, esta vez, por la cercanía de las elecciones municipales, vendría cargado de proyectos, promesas y anuncios varios, adornados con una buena dosis de autobombo y auto complacencia, sin ningún tipo de pudor, por parte de nuestro alcalde. Y así fue. Nuestro máximo mandatario se refirió a las múltiples subvenciones que estaban empezando a llegar a Alburquerque, se le olvidó aclarar que en años anteriores no llegaban esas subvenciones porque estaban retenidas por las cuantiosas deudas del ayuntamiento con la Seguridad Social, las cuales hubieron de afrontarse mediante otro elevadísimo préstamo que por valor 3.6 millones de euros hubo de suscribirse con una entidad bancaria y que empezaremos a pagar a partir del año 2020.

  De esta manera mencionó, entre otras, las obras del Cine la Torre; la grandísima reforma del Paseo de Las Laderas; la recuperación del Albergue Juvenil, abandonado y descabalgado desde hace años; la explotación turística del Castillo de Luna, que se encuentra desde hace tiempo en lamentable estado de conservación sin que nadie haga nada para solucionar esa gravísima situación; la instalación de unos extraordinarios e inigualables toboganes en las piscinas municipales, cuando la piscina climatizada lleva muchísimo tiempo cerrada y con unas estructuras muy deterioradas por falta del necesario mantenimiento; y un festival de DJs para los jóvenes, a los cuales no se les viene prestando la mínima atención ni se les ofrecen políticas encaminadas a su inserción laboral para que, como desgraciadamente viene ocurriendo, no tengan que abandonar nuestro pueblo en busca de verdaderas oportunidades.

   Para colmo, nuestro alcalde, puesto últimamente a dar lecciones de filosofía, insistió en que el objetivo del ayuntamiento es que ningún vecino se quede atrás y que se necesita un cambio de conciencia para sustituir el concepto del “yo” por el de “nosotros”.

   Esto ocurre en un momento en que, como viene siendo norma habitual, quedan un considerable número de trabajadores y contratados municipales, algunos de los cuales llevan trabajando desde hace bastantes años en el ayuntamiento, y algunos otros que están contratados por unos meses a través de subvenciones, como es el caso de las mujeres que trabajan en la Ley de la Dependencia, que no pudieron hacer frente a los gastos navideños ni actualmente pueden pagar sus hipotecas, préstamos y gastos mínimos de la familia por la simple razón de que el Ayuntamiento no les paga ni se les dice cuando les va a pagar. Y todo esto pasa en un nuevo año en que se nos anuncian multitud de promesas e inversiones, con un increíble incremento de un millón de euros en los nuevos presupuestos municipales, que no se sabe de dónde va a salir y con la curiosa seguridad de que El Sr. Alcalde y sus concejales ingresaron en sus cuentas la paga de Navidad a su debido tiempo y, actualmente, están al corriente del cobro de todos sus salarios.

  Y, a todo ello, con la incertidumbre de que los nuevos recibos de la basura deben de estar a la vuelta de la esquina”.

_____________________

FOTO DE PORTADA: Ediles de Ipal en una comparecencia. / ARCHIVO AZAGALA

FOTO 2: Vadillo, en su mensaje navideño, al que no fue invitado esta revista./ BAYLIO