Press "Enter" to skip to content

Adepa vuelve para tratar de salvar las Laderas

Adepa, la asociación que salvó el castillo de la monstruosidad del proyecto de hospedería, ha emitido un comunicado de prensa con el fin de manifestar su disconformidad con la idea del ayuntamiento de pavimentar el paseo de las Laderas, un lugar de “gran valor emocional, vivencial, ecológico y cultural de Alburquerque”.

En el escrito, muestra su inquietud por el hecho de que el gobierno local ni siquiera haya presentado el proyecto a los alburquerqueños, ni se haya contado con expertos medioambientales y en paisajismo, y señala que “pavimentar el suelo de una montaña que siempre ha servido de paseo, y que es su función prioritaria a lo largo del año, nos resulta un verdadero disparate, costoso económicamente y sin ninguna razón que la sustente”.

Adepa recuerda su defensa del Castillo de Luna y cómo los Baluartes, una vez convertidas en Centro de Interpretación del Medievo, están cerrados ante la negativa del alcalde a su apertura, y el acceso al Castillo de Luna tiene que hacerse desde el entorno de la iglesia de Santa María, lo que es una enorme dificultad para personas con dificultades de movilidad.

La Asociación para la Defensa del Patrimonio expone que “para que no se vuelva a repetir otro grave error, en este caso con Las Laderas, pedimos que se presente públicamente el proyecto que orienta las obras que se están llevando a cabo”, y exige que haya “transparencia informativa que genere un debate amplio y, finalmente, recoja la opinión del pueblo de Alburquerque”.

 

El comunicado íntegro puede leerlo aquí abajo:

COMUNICADO DE ADEPA

En la asamblea anual, a la que fueron convocados los miembros de Adepa, mantenida el 21 de diciembre en Alburquerque, uno de los temas que se debatió con profundidad fue el de las obras previstas e iniciadas para Las Laderas.

Ante la razonable preocupación surgida en el pueblo de Alburquerque, nos pareció conveniente que, como Asociación que defiende la conservación, la renovación y el respeto hacia nuestro Patrimonio, deberíamos pronunciarnos sobre un tema de especial relevancia. Así pues, sobre esta cuestión quisiéramos manifestar:

-1. Que Las Laderas son un espacio de gran valor emocional, vivencial, ecológico y cultural de Alburquerque, pues no se entiende nuestro pueblo sin este entorno que se muestra espléndidamente ante todo aquel que se acerca a la villa por el flanco sur del Castillo de Luna. –

2. Dado su innegable valor, lo razonable es que cualquier intervención de relevancia que se hiciera en el mismo fuera el resultado de un proyecto global, con participación de expertos medioambientales, en el que se estudiaran las funciones que se desean que cubran tanto el paseo como el conjunto de arbolado que cubre la montaña en la que se inserta.

-3. En la actualidad, es posible presentar de manera sencilla un diseño del futuro proyecto con el fin de que toda la población de Alburquerque pudiera conocerlo, haciéndolo en cualquiera de los soportes digitales que hoy nos resultan familiares. De este modo, todos podrían hacerse una idea clara del resultado que podría tener el proyecto en Las Laderas a largo plazo, evitando las intervenciones puntuales que se han ido haciendo con el paso del tiempo.

-4. Todo proyecto de la importancia del que hablamos debería contar con el asesoramiento de especialistas en paisajismo, ya que no se trata de una intervención limitada, sino de algo global que cambiaría la fisionomía de un entorno tan querido por el pueblo.

-5. Lamentablemente, comprobamos, una vez más, que no se cumplen los pasos indicados y que se comienzan a realizarse obras de desmonte en el centro del paseo, lo que es indicio de que la opinión pública no interesa para nada.

-6. Y siguiendo estas actuaciones, carentes de planificación, se dice que el suelo de tierra apisonada, tal como siempre se ha conocido al paseo a lo largo de décadas desde que se creó, pasaría a estar pavimentada, sea con piedra granítica o de otro material.

-7. Si ya abordar obras en Las Ladera sin un proyecto director nos parece una decisión muy arriesgada, pavimentar el suelo de una montaña que siempre ha servido de paseo, y que es su función prioritaria a lo largo del año, nos resulta un verdadero disparate, costoso económicamente y sin ninguna razón que la sustente.

-8. Por otro lado, los miembros de Adepa, a lo largo de estos últimos años, hemos estado trabajando en la defensa del Castillo de Luna y de sus Baluartes. Finalmente, comprobamos que el inicial y nefasto proyecto de la hospedería y sus posteriores variantes se han venido a pique, con las secuelas ya conocidas: las obras de los Baluartes, una vez convertidas en Centro de Interpretación del Medievo, arbitrariamente, están cerradas a las visitas; el acceso al Castillo de Luna tiene que hacerse desde el entorno de la iglesia de Santa María, lo que es una enorme dificultad para unas determinadas personas; hay muy poco espacio para aparcamiento… y, por encima de todo, el enorme derroche económico que supuso tan disparatado proyecto.

-9. Para que no se vuelva a repetir otro grave error, en este caso con Las Laderas, pedimos que se presente públicamente el proyecto que orienta las obras que se están llevando a cabo y en el que se describan los cambios previstos, así como las funciones que los justifican, acompañado de un presupuesto global y de cómo se financiará cada una de las partidas de las obras. Y todo ello con el fin de que haya transparencia informativa que genere un debate amplio y, finalmente, recoja la opinión del pueblo de Alburquerque.

_________________________

FOTO DE PORTADA: Concentración de Adepa en la puerta del ayuntamiento contra el proyecto que pretendía construir una torre de hormigón de 35 metros de altura junto al castillo. Adepa pedía que la hospedería se hiciera en el convento de San Francisco. Año 2008.

FOTO 2: Vadillo en un acto defendiendo la torre de hormigón del castillo.

3-Corte de la carretera de subida al castillo para impedir que las máquinas hicieran las obras en el castillo.

4-Obras en las Laderas.