Press "Enter" to skip to content

Publicado un nuevo capítulo de “El habla alburquerqueña”: ¡Qué te p´aje a ti!, ¡Cucha, pitonse!…

En este nuevo capítulo de El habla alburquerqueña, que publicamos en la sección CULTURA, Eugenio López Cano ya entra en materia y empezamos a leer palabras y frases típicas de nuestro pueblo, algunas de ellas perdidas, pero otras aún utilizadas, aunque cada vez menos, porque los más jóvenes las van desterrando de su vocabulario, de manera que hay muchas que se las comentas y las desconocen.

Entre los vocablos veremos, dentro de los muchos ejemplos que pone el presidente del Colectivo Cultural Tres Castillos, editor de AZAGALA, como no se decía “hincar”, sino “jincá”: “Me voy a jincá un bocadillo ahora mismo”. También cómo se pierde en algunas ocasiones la preposición “de” en mitad de una oración: (“Dame un poco de leche”: “Dame una poca leche”). O como aparece la consonante “de” en algunas palabras (¡Cómo quedráh, en lugar de ¡Cómo querrá!; o “me voy a dí, en lugar de me voy a ir).

En otro apartado, explica cómo solemos terminar los diminutivos más frecuentes en -ino / -ina; por ejemplo: “libretina”, “chiquinino” o incluso “chiquirrinino”.

Eugenio López cuenta cómo la ‘e’ “se sustituye por ‘a’ muchas veces: calandario. Más frecuentemente por ‘i’: “intierro”. Sin embargo “en medio de palabra con frecuencia se pierde: esprimento, por experimento“.

Hay en este capítulo ejemplos de expresiones utilizadas, algunas ya en desuso como:  “Poh’j’anda” por “Pues anda”; “Cucha, ¿pitonse?” por “Anda, ¿y entonces?”; “Qué te p’aje a ti” por “Qué te parece a ti”.

En definitiva, una interesante entrega del trabajo de Eugenio López Cano sobre los “vocablos y usos alburquerqueños”, que como bien dice en este capítulo: “Creo que debemos estar de acuerdo en señalar que si hay un hecho diferencial que caracterice las distintas hablas extremeñas son sin duda su entonación y pronunciación, las mismas que determinan, más que ninguna otra, la personalidad de cada pueblo. Así vemos cómo en tan sólo veinte kilómetros a la redonda de Alburquerque existen localidades como La Codosera, Villar del Rey y San Vicente de Alcántara donde el habla de cada una es completamente distinta a las otras, a pesar de que por lógica tengamos rasgos comunes que nos diferencian”.

Entren en la sección CULTURA y podrán leer este trabajo desde el principio, o irse directamente a esta tercera entrega que comienza con “Apuntes para una gramática”. 

____________________

FOTO: Procesión en San Francisco./ ARCHIVO AZAGALA