Press "Enter" to skip to content

Vadillo acusa a los policías de hacerle “chantaje político” y estar “vendidos” a Azagala e Ipal

El alcalde Ángel Vadillo intervino en los medios de comunicación esta mañana y desconocemos si se trataba de su tradicional mensaje de navidad o no, porque ya sabemos que está condenado en firme a una pena de 2,5 años de cárcel precisamente por un mensaje navideño en el que reiteradamente amenazó a una mujer, que luego se vio obligada a abandonar el pueblo por el daño grave que le causó nuestro alcalde.

Fuera o no su mensaje de Navidad, el caso es que arremetió una vez más contra Francisco José Negrete, la revista AZAGALA, Ipal y el PP, de los que dijo son “todos la misma cosa”, y especialmente grave fueron sus ataques a los policías locales a los que acusó de “estar vendidos políticamente a AZAGALA e Ipal” y de hacerle “un chantaje político al alcalde”, y de “querer ser políticos”, por defender sus derechos como policías y como trabajadores.

Vadillo dijo que tanto esta revista como Ipal mienten continuamente y se refirió al tema de los cortes de luz. Dijo que el corte que se produjo en la radio fue por un problema técnico y no por impago, y la imagen que publicamos de dos operarios de Iberdrola subidos a una escalera en una caja de luz estaban arreglando una avería de la calle Zapateros. AZAGALA publicó textualmente lo siguiente: “…operarios de esta empresa estaban actuando en una caja de registro del propio edificio del ayuntamiento, presumiblemente para proceder al corte del suministro eléctrico. Esperemos que, a lo largo del día de hoy, el alcalde u otro responsable del gobierno expliquen lo que sucedió ayer por la mañana y anoche”.

Nosotros no dijimos que el corte del ayuntamiento fuera por impago (y Vadillo nos acusa de decir una “mentira atroz”), como cualquiera puede comprobar leyendo la noticia, sino que “presumiblemente” era un corte del suministro eléctrico, y ahora sabemos por el alcalde que fue por una avería en la referida calle, pero la caja está situada en la fachada del ayuntamiento. En este sentido, el alcalde dijo que va a poner una denuncia contra el responsable de AZAGALA, se supone que contra Francisco José Negrete. Nosotros la estamos ya esperando para poder contar ante un juez esta y muchas otras cosas.

Respecto al corte en la emisora de radio, nos hicimos eco de la denuncia de Ipal de que había sido por impago. Recordemos que hace algunos meses cortaron en otras dependencias municipales e incluso en la estación de autobuses, perjudicando a una empresa, por la deuda del ayuntamiento con Iberdrola.

Pero lo realmente duro de la intervención de Ángel Vadillo fue contra el cuerpo de la policía local. Acusó a los agentes de haberse “vendido políticamente a Azagala e Ipal”, y de estar haciendo él mismo los cuadrantes porque “no se cumplían mis órdenes ni querían hacer servicios nocturnos”. Aseguró que los cita a todos, todos los días del año, de 15.00 a 15.30 horas para darles el cuadrante con los horarios.

Vadillo desveló datos de la vida privada de un agente al decir que “se dio de baja por enfermedad el 28 de diciembre de 2017 hasta el 28 de junio de 2018”. “Estuvo seis meses sin trabajar y el resto del año no ha trabajado ni tres meses”, dijo de este agente, al que acusó de faltar a un servicio a pesar de tener el cuadrante.

Vadillo dijo que la policía usa el coche antiguo a pesar de tener ya el eléctrico y aseguro que hay un “chantaje político de la policía hacia el alcalde”.

Al haber varios agentes de baja, dijo que se “están provocando el estrés ellos mismos” y les dijo que pasen por un tribunal médico si van a estar tanto tiempo sin trabajar.

Señaló que “una serie de policías que quieren ser políticos”, y por “menos cosas de las que han hecho aquí, hay policías en Madrid que han perdido sus trabajos o tienen suspensión de empleo y sueldo”.

_____________________

FOTO 1: Llamamiento hacia la solidaridad con el cuerpo de policía local.

FOTO 2: Uno de los agentes mostrando su postura por ser obligado a ir todos los días de 15.00 a 15.30 horas al ayuntamiento, como el resto de policías, estén o no de servicio.