Press "Enter" to skip to content

El Gordo tocó en Alburquerque en 1965 y se repartió en el Macareno la víspera del sorteo

En el número 88 de la revista AZAGALA publicamos un reportaje de cómo el premio Gordo tocó en Alburquerque en el año 1965 y fue repartido en el Macareno la víspera del sorteo, tal día como hoy, 21 de diciembre.

Contamos en aquel reportaje la gran noticia que fue entonces y que apareció en el periódico HOY, cuyo recorte nos cedió José Pache, propietario del bar El Rincón de Pache.

En Alburquerque se repartieron 3.750.000 pesetas, una cantidad que entonces era enorme y que correspondía a un solo décimo del número 49.873 que costaba 500 pesetas.

El décimo, que como decimos costaba 500 pesetas (3 euros de hoy), le fue enviado al vecino de nuestro pueblo Eduardo Araujo Álvarez desde Madrid por un hijo suyo que residía en la capital. Araujo era conocido como “el Alemán” y trabajaba como maquinista en la fábrica de luz de los Sánchez-Moro, que luego fue también fábrica de pan.

Este hombre, la noche del 21 de diciembre de 1965, esto es, un día antes del sorteo, repartió participaciones en el bar Macareno de 10, 15 y 25 pesetas, y una de 150 pesetas a Fausto Pintiado Toledano, que fue el más agraciado al percibir una cifra de 1.125.000 pesetas, un dineral en aquel tiempo.

Se dio la circunstancia de que el bueno de Araujo repartía a todo aquel que le pedía alguna participación y el propietario del bar, Daniel Fatuarte, el recordado y apreciado Macareno, le advirtió de que tuviera cuidado a ver si iba a vender más de las 500 pesetas que costaba el décimo que poseía.

Según consta en el periódico Hoy del día 23 de diciembre de 1965, otros agraciados fueron Nicolás Toledano Gemio y su hijo Pepe (entre los dos jugaron 25 pesetas), Daniel Fatuarte Miranda, Rafael Rodríguez Royano, Manuel Garrido Carrillo, José Sudón Gamero, Lorenzo Martín Meléndez (todos ellos jugaron 25 pesetas), Isaac León Matador, Ángel Ventura Chaparro, Antonio Castaño Moreno, Leandro Román Román, Paulino Maya Plata y Marceliano Parra Gaspar, todos con participaciones de 10 y 15 pesetas.

En el periódico figura que se desconocía la cantidad que se reservó Araujo, pero según nos comentó uno de sus hijos, Juan José Araujo Barriga, suscriptor de AZAGALA y residente en la localidad barcelonesa de Montcada i Reixach, su padre se quedó también con alguna participación. Otra hija de Eduardo es Mari Carmen, viuda del conocido músico Lalín.

Esperamos y deseamos que la suerte vuelva mañana a Alburquerque y vuelva a tocar el Gordo, especialmente del número que ha vendido el Colectivo Cultural Tres Castillos, editor de AZAGALA.

_______________________

FOTO DE PORTADA: Décimo del billete de lotería de 1965.

FOTO 2: Recorte del periódico Hoy donde apareció la gran noticia.