Press "Enter" to skip to content

El matadero ibérico siempre vuelve por elecciones

Hacía cuatro años que no escuchábamos hablar del matadero de cerdo ibérico construido en el polígono industrial, justo desde días antes de las elecciones pasadas cuando nuestro alcalde volvió a prometer su apertura. Y es que este matadero siempre vuelve por elecciones, en las promesas y en los programas electorales, como tantas otras cosas.

Anunciado por Ángel Vadillo hace 20 años, lleva 9 terminado, o eso parece, pero sigue cerrado y sin uso. En el año 2015 recibió la autorización ambiental para la instalación, que en teoría y en palabras de Vadillo era el último trámite para que pudiera abrir sus puertas.

La historia de la construcción de este matadero fantasma arrancó el 21 de mayo de 2007, a una semana de celebrarse unas elecciones municipales, y por tanto en plena campaña electoral. Ese día, Ángel Vadillo hizo venir a la empresa constructora Vecoinca para que presentara en el salón de actos del ayuntamiento el que sería el “primer matadero de cerdo ibérico en Extremadura”.

Homologado por la Unión Europea, tendría capacidad para sacrificar 60 cerdos a la hora y 60.000 año, aunque nuestro alcalde advirtió repetidamente por entonces que podría ampliarse hasta el triple.

Rafael Gil, gerente de Vecoinca, aseguró que no sería rentable para el ayuntamiento porque, para que lo fuera, su capacidad de sacrificio debería superar los 400 o 500 cerdos a la hora y que contara con una sala de despiece industrial.

Cuatro años después, en mayo de 2011, en el programa electoral con que el PSOE, encabezado por Ángel Vadillo, revalidó su mayoría absoluta, aparecía de nuevo, como en 2007, la promesa de poner en marcha el matadero.

Lo ocurrido en todos estos años es una incógnita, dado que nadie ha dado explicaciones de los motivos de la demora.

En el último programa electoral, el del 2015, Ángel Vadillo, esta vez al frente de ORPO tras ser expulsado del PSOE (aunque este partido le sigue manteniendo en el poder), volvió a prometer la “puesta en marcha del matadero de ibéricos”, y culpaba a las “distintas administraciones competentes durante estos últimos cuatro años” de no haberlo abierto antes de ese 2015.

Y la situación no ha cambiado en todos estos años. Los industriales de las tres empresas locales -en 2011 eran cuatro, pero cerró Parra- tienen que desplazarse a los mataderos de Valencia de Alcántara, o a otros más lejanos, con los consiguientes incrementos en los costes de producción y, por tanto, dificultando su competitividad.

A lo largo de todo este tiempo, los industriales locales se han reunido varias veces con el alcalde e incluso se ofrecieron ellos para encargarse de la apertura, pero en el ayuntamiento siempre les decían que no dejaban de ponerle trabas.

La última vez que Vadillo habló sobre este proyecto en público fue el día 1 de septiembre de 2013, cuando amenazó con iniciar otra huelga de hambre como las dos anteriores (contra la justicia que le procesó y contra el gobierno para conseguir las termosolares), si no salían adelante varios proyectos y acusó al gobierno regional de tener paralizados el matadero y la hospedería.

 

¿Qué ocurre en realidad?

El matadero no se ha abierto sobre todo por la ruina de las arcas municipales, pero hay otro problema añadido y es un defecto vital: no tiene sala de despiece, y los industriales no entienden cómo no se incluyó en las obras esta sección indispensable. La normativa permite un máximo de dos horas de tiempo entre el sacrificio del animal y su despiece, por lo que en el matadero de Alburquerque solo podrían matar cerdos industriales de localidades más o menos cercanas. Si contase con esta sala y el animal pudiera salir despiezado, podrían sacrificar cochinos ibéricos de cualquier punto de España y Portugal, lo que determinaría una posible rentabilidad del proyecto.

Aun así, según ha podido saber AZAGALA, nuestro alcalde va a volver a sacar el tema antes de las elecciones, con el fin de que los industriales locales puedan hacer su campaña de matanzas en el matadero. Esta vez parece ser que serán los empresarios quienes se hagan cargo de su funcionamiento, única forma de que por fin pudiera abrirse.

Esperemos que las condiciones sean aceptables y los industriales puedan hacerse cargo de su explotación, dado que estamos hablando de un sector estratégico en Alburquerque y que podría crecer y generar más empleo.

____________________________

FOTO DE PORTADA: Recorte del periódico HOY en el que el promotor de la obra del matadero anunció en el salón de actos del ayuntamiento, por petición de Ángel Vadillo, la construcción del mismo unos días antes de las elecciones, en plena campaña electoral de mayo de 2007.

FOTO 2: Imagen del programa electoral de mayo del 2015 en el que ORPO promete la puesta en marcha del matadero, al igual que en el programa del 2011.

FOTO 3: Estado del matadero de cerdo ibérico.