Press "Enter" to skip to content

Vadillo se compromete a que el ayuntamiento pague la basura de más de dos mil inmuebles

Tras darse a conocer a través de esta revista digital que los vecinos de Alburquerque están recibiendo notificaciones para el pago del impuesto de la recogida de basuras, el alcalde Ángel Vadillo ha citado a todos los medios de comunicación locales, excepto éste, para comprometerse a que el ayuntamiento pagará los recibos de más de dos mil viviendas, cocheras, industrias e inmuebles en general.

Vadillo explicó que de todas las personas que están recibiendo esas notificaciones, solo tendrán que pagar aquellos que tienen vivienda en Alburquerque, pero no están empadronados, y puso como ejemplo a los emigrantes que pasan unos días en el pueblo en verano, esto es, quienes no se benefician de la recogida de basuras a lo largo del año serán los únicos que deberán abonar el impuesto, según nuestro alcalde.

En las cartas que están recibiendo todos los vecinos, sin exclusión, consta que el pago se hará con carácter retroactivo, es decir, que tendremos que abonar el año 2018 entero, un total de 77,2 euros las viviendas habitadas o deshabitadas; 33,56 euros las cocheras; 115,16 los comercios, bares, etc., y 149,32 las industrias y hoteles.

En las notificaciones figura que los vecinos pueden recurrir este impuesto en el plazo de un mes desde la recepción de las mismas.

Sin embargo, Ángel Vadillo asegura que va a poner a una persona en una oficina para que todos los vecinos pasen por el ayuntamiento y confirmen que están empadronados para verse libres de este impuesto, que se pagará de las arcas municipales. Evidentemente, esto supondrá que se formen colas durante muchas semanas para atender a todos los propietarios de inmuebles en Alburquerque.

El alcalde cifró en 300.000 euros la cantidad que le costará al consistorio el abono de esta tasa, que los alburquerqueños no pagábamos desde hace más de 20 años para tener algún beneficio de las 7.500 hectáreas de los baldíos que pertenecen al común de vecinos.

Está por ver si se trata de una falsa promesa más, o una nueva situación esperpéntica, pero lo único claro es que sería injusto que los alburquerqueños tuviéramos que pagar por la situación ruinosa del ayuntamiento, cuando tenemos derecho todos a beneficiarnos de unas tierras que, teóricamente, son de todos.

Calle Mediodía

Por otra parte, tras publicar también en este medio que un tramo de la calle Mediodía se estaba hundiendo por las obras realizadas hace menos de  15 días, hoy han vuelto las máquinas a levantar ese trozo de calle.