Press "Enter" to skip to content

Los pájaros dejan buenos ingresos en Alburquerque

Esta semana va a estar marcada por la celebración del III Campeonato de Ornitología, un acontecimiento que el año pasado demostró que tiene futuro y genera importantes ingresos en Alburquerque. El año pasado publicamos en nuestra edición impresa el siguiente reportaje:

“Daniel Hurtado recorrió más de mil kilómetros para participar en el II Campeonato de Ornitología celebrado en Alburquerque. Él estuvo en nuestro pueblo cuando era un niño, acompañando a sus padres, muy amigos de nuestro compañero Lázaro Rubiales y de su esposa, la inolvidable Kika Robles.

Las circunstancias han motivado su regreso más de 30 años después. Su padre tenía una empresa familiar, una pajarería que ahora lleva Daniel en Badalona, donde vive el alburquerqueño Lázaro, quien nos avisó de la presencia de este hijo de emigrantes (su madre es de Montijo y su padre de Murcia), con cuya familia sigue teniendo una gran amistad. Daniel nos habla de ello en su stand ubicado en el polideportivo de Alburquerque: “Eva, Mariví y yo nacimos en la misma clínica de Badalona”, nos comenta a propósito de las dos hijas de Lázaro y Kika. El caso es que lleva ya 25 años dedicado exclusivamente a la venta de productos de marcas de primera calidad para pájaros. Su empresa Canariz 2 es conocida y muy respetada a nivel nacional. De hecho, cada semana, Daniel Hurtado marcha a un sitio de España para exponer sus productos.

Se enteró de este acontecimiento por Juan Manuel Falcón, alburquerqueño (hijo de otra persona inolvidable, Agapito el “blanqueaó”), alma mater de este campeonato y presidente del club de Canaricultores del Oeste, organizador del evento, con el apoyo de Agustín Rubio, al frente del Patronato Municipal de Deportes, y el patrocinio de entidades públicas y privadas.

Daniel está satisfecho de su primer año en Alburquerque no tanto por la venta, aunque también despachó bastantes productos, como por haber conseguido un representante para Extremadura, que le faltaba y le era necesario porque tiene por toda España.

En nuestra región había estado ya en el campeonato de Almendralejo, el más importante de Extremadura, mientras asegura que la exposición más grande de España es la de Sevilla. En general, dice, hay mucha afición por la ornitología en todos los países del mediterráneo.

Además del trabajo en su stand, Daniel tuvo tiempo para divertirse en Alburquerque. Salió con Mercedes Maya, sobrina de Lázaro, quien la llevó a comer al Rodeo, donde le encantó el bacalao dorado, el secreto ibérico y la serradura de postre. Las copas las tomó en El Cómic y La Marquesita, y, por supuesto, hizo muchas fotos del castillo.

Manolo “el del agua”

Gracias a Agustín Rubio, responsable del Patronato Municipal de Deportes y uno de los organizadores de este acontecimiento, conocimos a Manuel Díaz Gómez, algo así como el “gurú” en el mundo de la ornitología. Conocido como Manolo “el del agua”, porque se dedicaba a este servicio en el ayuntamiento de Alcalá de Guadaira, donde reside, empezó su afición a los pájaros con 11 años de edad, cuando le regalaron unos canarios balconeros. Después empezó a comprar por mercadillos y actualmente tienen unos 400 pájaros en una habitación de su casa, de manera que, cuando empiezan todos a cantar, el estruendo es ensordecedor y no se oye otra cosa en toda la vivienda.

Reconocido en todo el mundo como uno de los más prestigiosos criadores de pájaros, ha ganado en 21 ocasiones consecutivas el campeonato de España y 11 veces el del mundo.

Manolo “el del agua” vino al pueblo gracias a su amistad con Juan Manuel Falcón, quien nos habla de la importancia económica de la canaricultura para los lugares donde se celebran las exposiciones y espera que en Alburquerque siga creciendo este acontecimiento. Nos revela que los campeones nacionales e internacionales no ganan dinero sino una medalla. “Lo que realmente vale es el reconocimiento”, asegura.

Ingresos en Alburquerque

La organización engalanó muy bien el polideportivo, donde las jaulas de los pájaros estaban entre árboles, macetas y mucho verde, dando una impresión selvática al lugar. Además, había una barra grande y mesas donde se servían comidas interesantes a cargo de la empresa de catering del alburquerqueño Sergio Carozo.

Además de ser una buena forma de promocionar nuestro pueblo, según nos comentaban hosteleros locales, este acontecimiento deja ingresos en el sector, ya que muchos de los criadores comen y toman copas en los bares y restaurantes de nuestra villa”.

______________________

FOTO 1: Parte de la exposición del año pasado.

FOTO 2: Daniel Hurtado, con la alburquerqueña Mercedes Maya.

FOTO 3: Manolo “el del agua” con Juan Manuel Falcón, alma mater de este acontecimiento.