Press "Enter" to skip to content

Vadillo ofreció a Gutiérrez ir de número 2 en su lista electoral

En una comparecencia para responder a los ataques personales de Ángel Vadillo hacia miembros de Ipal y sus familiares, su portavoz, Manuel Gutiérrez habló por primera vez de forma directa al alcalde, con quien mantuvo una excelente relación durante 20 años. Explicó cómo llegó a la guardería municipal de manos de Vadillo, quien le reclamó en la Diputación Provincial, de la que Gutiérrez es funcionario desde hace 35 años. “No me gusta hablar de mí mismo y nunca lo he hecho, pero para responder tengo que decir que puse en marcha la guardería y tuve el respaldo durante 20 años de Ángel Vadillo, que me agasajaba en todos sitios. Solo empecé a tener problemas y usted a recibir quejas sobre mí cuando dije que fundábamos Ipal para presentarnos a laS elecciones”, contó Manuel Gutiérrez, quien continuó desvelando que “hace años me ofreció acompañarle en segundo lugar en su lista electoral del PSOE” y se preguntó: ¿cómo iba a llevar a una persona tan malísima y tan indecente en su lista?”.

Con estas palabras, el portavoz independiente respondía al alcalde, quien había dicho que si Gutiérrez llegaba al gobierno, no habría en Alburquerque ni residencias, ni guardería, ni servicios sociales, ni Contempopránea, ni Festival Medieval, ni se ayudarían a las asociaciones, ni al equipo de fútbol, etc.

Gutiérrez señaló que según Vadillo antes de él no hubo nada y cuando él no esté, el pueblo será la nada, y añadió: “Pasaríamos del paraíso al infierno”. “No sé cómo los demás pueblos pueden sobrevivir sin tener allí de alcalde a Vadillo”.

Recordó que Ángel Vadillo “mandó mensajes a todo el mundo que, según él, tiene cosas que agradecerle: vecinos, asociaciones, empresarios, etc.”, con un “discurso del más estilo caciquil que se conoce para amedrentar, imponer, salvaguardar la ley del silencio que tiene implantada desde hace muchos años en el pueblo”. Y le acusó de “volver a entrar desgraciadamente en temas personales, con insinuaciones, difamaciones, temas familiares…”. “Se piensa que está en Venezuela, que es Maduro, y no sabe que nos asisten derechos democráticos, de vivir en libertad”.

Gutiérrez preguntó al alcalde: “¿cree que puede entrar a saco en la intimidad de las personas y atentar contra el honor de las familias?”. Criticó a Vadillo por decir que tiene noticias, informes, que se sabe la vida de cada uno de nosotros, y lo cuenta según le conviene. “Entonces, usted es un chinchorrero”, sostuvo.

Acusó a Ángel Vadillo de falsificar documentos, de malversaciones, y aseguró que “todo está probado y guardado”. Recordó que ha perdido un millón de euros en peonadas e insistió en que este alcalde no dimitirá en la vida por nada, aunque sobren argumentos. “Jamás se irá del ayuntamiento por voluntad propia”.

En ese momento, y dado que Vadillo no quiere debatir en los plenos, Gutiérrez propuso un debate entre los dos, ante los medios de comunicación, con un moderador imparcial.

Acusó al alcalde de “ser un profesional de la política y nosotros no venimos aquí a vivir de la política”, y respondió a las palabras de Vadillo cuando le acusó de “pertenecer clandestinamente a Adepa”. “Hubiera sido un orgullo y estoy de acuerdo con lo que hicieron, pero nunca pertenecí a la asociación”, señaló Manuel Gutiérrez. “Usted me acusa de no tener catadura moral y se atreve a decir eso quien está condenado a cárcel por amenazar a una mujer ante los medios públicos”.

Además, le criticó por haber votado en contra del Festival Medieval cuando se aprobó en pleno en la corporación anterior a su llegada a la alcaldía. “Vadillo dice que tolera la libertad de expresión, cuando es un derecho constitucional, y asegura que la consiente en los medios privados locales”. Y preguntó: ¿Qué tiene usted que ver con los medios privados?

También respondió a las palabras de Ángel Vadillo, quien señaló que Francisco José Negrete está detrás de Ipal. Aseguró que Negrete “es un enamorado de Alburquerque, un gran amigo, una gran persona”. Pero nosotros no necesitamos asesores porque para hacerle oposición a usted no hacen falta. Es muy fácil”. Recordó que Francis Negrete sí le escribía los discursos a Vadillo porque, señaló, “usted tiene que reconocer que eso de la escritura no se le da bien”. Y le echó en cara al alcalde que “cambia de amigos y de aliados más que de cepillo de dientes, mientras yo conservo a mis amigos de siempre”.

Manuel Gutiérrez hizo un repaso por las cosas en las que ha colaborado en el pueblo, y lo sigue haciendo, porque “soy una persona comprometida y me rodeo de gente comprometida que no espera recibir nada a cambio”. “Nunca he presumido de las cosas en las que he participado humildemente, y recordó su paso por el club de fútbol como presidente: “Hicimos una gestión económica formidable y en el aspecto deportivo conseguimos por primera vez en la historia el ascenso a Tercera División, y ha sido la única vez que el Alburquerque quedó campeón de liga en Preferente”.

En la recta final de su intervención, Gutiérrez dijo que “la gente tiene que sentirse libre y no tener a nadie por encima que te mira y te da un premio o un castigo según te comportes”. Añadió que “las calumnias, las difamaciones, los ataques contra el honor están tipificados en el Código Penal. Y no somos muñecos de feria, sino personas decentes que no estamos aquí para que nos insulten y difamen”. “Usted le manda recaditos a la gente y yo lo digo claro: lo que hizo el otro día, por favor, no vuelva a hacerlo. Échese todas las flores que quiera, diga que somos muy malos, pero no vaya contra nuestro honor. La próxima vez que lo haga, nos veremos en los tribunales”, sentenció el portavoz de Ipal.

 

Obediencia plena y eterna

Por su parte, la edil Alicia García dijo que el trabajo de Vadillo consiste en “ayudar a las personas” y, por tanto, no tiene que echarles en cara nada. Su deber es “conseguir subvenciones y ofrecer trabajos dignos y bien pagados, no contratos basura como hace el ayuntamiento”. Acusó al alcalde de “utilizar el trabajo para amedrentar y exigir obediencia plena y eterna”. El trabajo, añadió, es un derecho de los vecinos, no un favor que usted les hace. No estamos en la Edad Media para exigir servidumbre”.

Alicia pidió al alcalde que “deje de vivir de cuentas y herencias pasadas y preocúpese por el Alburquerque actual”.

 

 Caciquismo

Otro concejal, Pablo Bozas, dijo que Vadillo actúa en los plenos como “un niño enrabietado que cuando pierde el partido se lleva el balón a casa”. “No quiere que preguntemos en los plenos y, a la mínima excusa, levanta la sesión”.

“Usted no está haciendo favores, sino haciendo su trabajo y por eso le pagamos un sueldo”, señaló Bozas, quien recordó que si Ipal llega al gobierno no habrá liberados políticos cobrando del ayuntamiento, salvo el alcalde, y “nada de eternizarse en los cargos: 8 años como máximo”.

Finalizó acusando al alcalde de “caciquismo a hablar en términos de favores a los vecinos. No sabemos si se tendrán que quitar la gorra para hablar con usted, pero sí que están obligados a pasar por caja cada cuatro años”.

El alcalde ha respondido esta misma mañana, pero no ha invitado a AZAGALA, para evitar que le hiciéramos preguntas.

 

FOTO 1. Vadillo y Gutiérrez en la época en que éste era director de la guardería.

Foto 2. Vadillo entregó una placa de reconocimiento a Gutiérrez por su labor al frente del club de fútbol.